• lunes 30 de enero del 2023

Alburquerque se transformará del 19 al 21 de agosto en un museo viviente de ambientación medieval

img

BADAJOZ, 9 Ago.

El Festival Medieval de Alburquerque vuelve del 19 al 21 de agosto tras un par de años de espera por la pandemia con el propósito de transformarse en un museo viviente de ambientación medieval.

Un acontecimiento, "esencial y aguardado", ha señalado diputado provincial de Cultura y Deportes de la Diputación de Badajoz, Francisco Martos, quien ha señalado la implicación de todo el pueblo en este festival.

Un certamen que se sosten en el aprovechamiento de los valores patrimoniales y también históricos de la ciudad "para transformarlos en elementos turísticos, económicos y de dinamismo popular y empresarial".

Esta vigésimo séptima edición del festival llega con noticias, novedosas áreas y niveles, pero con su esencia, que no es otra que mover al presente la vida de las gentes en la Edad Media con un terminado programa de representaciones teatrales, danza y bailes, campeonatos, coches de fe, aquelarres y demás, sin olvidar el mercado medieval y el engalanamiento de calles y plazas bajo el dominio del grandioso Castillo de Luna.

También resalta la expectación que crea no solamente la boda de Don Pedro de Portugal y también Inés de Castro, personajes principales de esta vistosa celebración en otras ediciones donde no faltan los campeonatos medievales a caballo.

La directiva del Cemart, Toni Álvarez, por su lado, apunta que el personaje principal de esta historia, don Beltrán de la Cueva, fue un noble que logró subir en la corte del rey consiguiendo esenciales títulos como el Ducado de Alburquerque, transformándose en el leño de entre las familias aristocráticas mucho más esenciales de España.

Para la directiva del CEMART, "es una prioridad promover este género de festivales por el hecho de que crea desarrollo económico y posiciona a la zona en la escena nacional y también en todo el mundo".

Este año, por fundamentos "económicos y logísticos" el Festival se festejará de manera íntegra en el vecindario gótico-judío 'Villa Adentro' y el en Castillo de Luna, no en las laderas como se hizo hasta la actualidad, señala la diputación en una publicación oficial.

Catalogada como Fiesta de Interés Turístico Regional, resalta el trabajo desinteresado del vecindario de la Villa que recuerda aquel tiempo pasado, lleno de glorias y miserias.

Así lo manifiesta el alcalde de la ciudad, Manuel Gutiérrez, al comprender no solo que hablamos de entre las fiestas culturales de "mayor tradición y extensión" en Extremadura, "sino reanuda el pulso de un actividad que dota de vida a la población y engasta el acontecimiento con el pueblo, que es a quien le forma parte".

Quienes asistan a esta edición, señala la directiva del festival, Ángela Robles, gozarán con el museo viviente dentro de la fortaleza, visitas al mercado artesanal, mesones, viviendas ambientadas y proposiciones teatrales y musicales.

A su vez, se han planificado danza, una boda sefardí, celebración mudéjar, representaciones de tortura, cluedo medieval, visitas guiadas, mercado de esclavos, procesión de las santas reliquias, escuela de caballeros, pasacalles, saltimbanquis, fuego y el concierto de música medieval de David Álvarez "El cosmos bajo mis pies".

Más información

Alburquerque se transformará del 19 al 21 de agosto en un museo viviente de ambientación medieval