Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Alcalde conservador de Cáceres promete "buenas noticias" sobre el proyecto Gran Buda en breve

Alcalde conservador de Cáceres promete

CÁCERES, 21 Ago.

El alcalde de Cáceres, Rafael Mateos, ha asegurado que "en las próximas semanas" habrá "buenas noticias" respecto al complejo budista que la Fundación Lumbini Garden quiere construir en Cáceres porque se ha estado trabajando para "desbloquear" el proyecto Gran Buda, ya que la parcela municipal ofrecida en la anterior legislatura, donde se ubica el cerro Arropé, no cumple con los requisitos urbanísticos para poder levantar el complejo completo porque es una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA).

Mateos ha defendido que desde el comienzo de la actual legislatura, el nuevo equipo de Gobierno ha estado trabajando en este proyecto que se remonta a 2019 y que, "ha tenido pocos avances en los últimos años", ha dicho, por lo que ha mostrado su sorpresa cuando se dice que "se ha estancado" ahora, ya que es una cuestión heredada de la anterior legislatura en la que se avanzó poco.

Así, en una rueda de prensa ofrecida este lunes tras las vacaciones de verano del regidor cacereño, ha recordado que una de las primeras reuniones que mantuvo como alcalde, tras su toma de posesión el pasado 17 de junio, fue precisamente con la Fundación Lumbini Graden para ser "transparentes" con este asunto.

"Y yo sí fui muy transparente y muy sincero y puse encima de la mesa cuáles eran los problemas con los que el equipo de Gobierno actual se había encontrado en relación con el proyecto del Gran Buda en la ciudad de Cáceres", ha resaltado Mateos, al tiempo que ha subrayado que el principal escollo es que la parcela ofrecida "no cumple los requisitos que les hubiese gustado a la Fundación Lumbini y de la que este equipo de Gobierno no es responsable", ha zanjado.

Mateos ha señalado que no ha llegado al Ejecutivo local para "mirar para atrás", sino para que "la ciudad avance" y, en ese sentido, ha incidido en que el concejal de Urbanismo, Tirso Leal, se ha reunido "en el último mes hasta en cuatro ocasiones con representantes de la Fundación Lumbini para intentar avanzar en el proyecto".

"Espero que la próxima semana haya avances en el proyecto", ha anunciado el regidor que ha insistido en que el problema está en la "mala elección" de una parcela que "no cumple los requisitos". "Una parcela en la que, por cierto, ni este alcalde ni ningún miembro de su anterior grupo municipal fuimos responsables ni se nos consultó si nos parecía bien o nos parecía mal el cerro Arropé", ha subrayado.

Mateos ha recalcado que "a día de hoy" lo que se va a construir es una gran estatua de Buda de 45 metro de altura "pero a Cáceres se le prometió un centro turístico completo y para eso estamos peleando y para eso estamos trabajando". "Nosotros tenemos que velar por el interés de la ciudad y nos piden una cesión gratuita de una parcela para construir un centro turístico y mi deber es velar para que esa cesión gratuita conlleve la construcción de un centro turístico completo, no solo una estatua", ha insistido.

Para avanzar en este proyecto se ha configurado en el consistorio cacereño un grupo de trabajo con el concejal de Urbanismo a la cabeza que se ha reunido en las últimas semanas con los promotores para "intentar desbloquear el proyecto". Lo que no se baraja es el cambio de ubicación en otra parcela municipal que cumpla con los requisitos urbanísticos.

Cabe recordar que el entorno del cerro Arropé es ZEPA y, de momento, solo es compatible la construcción de la estatua hasta que se reordene la protección medioambiental de la zona que se ha promovido ya desde la Junta de Extremadura para reorganizar algunos espacios protegidos de la región para hacerlos compatibles con el desarrollo socioeconómico.

"El Ayuntamiento de Cáceres quiere el proyecto completo", ha recalcado el regidor que insiste en que "ahora" no se puede levantar el complejo completo porque "casualmente le han ofrecido (a la Fundación Lumbini Garden) una parcela que no cumple los requisitos", lo que ha calificado de "irresponsabilidad" por parte del equipo de Gobierno anterior que tomó esa decisión de ceder una parcela protegida medioambientalmente.

Respecto al anuncio de la Fundación Lumbini Garden de que Cáceres debe pronunciarse si quiere o no el proyecto porque Japón podría estar interesado en llevárselo si la capital cacereña renuncia, Mateos ha dicho que no lo considera una amenaza o, al menos, él no lo ha concebido así porque "en los tiempos que corren no se debe amenazar ni chantajear ni a una administración ni a nadie".