• sábado 28 de enero del 2023

Aprobado un decreto de incentivos autonómicos a la inversión empresarial en Extremadura dotado con 40 millones de euros

img

El período de presentación se va a abrir desde la publicación del decreto en el DOE y acabará el 31 de diciembre de 2026

MÉRIDA, 11 Ene.

El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto por el que se establece un régimen de incentivos autonómicos a la inversión empresarial en el ámbito de la red social autónoma y se aprueba la primera convocatoria por un precio de 40 millones de euros y una tasa de financiación del 85 por ciento a cargo de fondos Feder.

Cabe resaltar que esta cantidad, dependiendo de la disponibilidad presupuestaria y del agotamiento de los fondos, podría verse aumentada como sucedió en esta legislatura. Así, como informó el asesor de Economía, Rafael España, el decreto previo recogió 2.377 peticiones que suponían una inversión de 525 millones de euros, de los que la inversión aprobada fue de 311 millones y la subvención concedida ascendió a los 86 millones.

Esta convocatoria, como ha detallado España en rueda de prensa, está destinada a aquellas compañías que efectúen inversiones en activos fijos y que contribuyan al avance industrial, la optimización de la competitividad, la transformación digital, el impulso de la innovación productiva en los ámbitos de la especialización capaz y a la creación y cuidado de empleo en la zona.

Tendrán la cuenta de adjudicatarias las compañías, y de manera especial, las pequeñas y medianas empresas, que proyecten hacer una inversión en un centro de trabajo o lugar operativo localizado en Extremadura en ciertos campos de actividad considerados como subvencionables.

Por su parte, van a quedar excluidas las compañías sin ánimo de lucro, las compañías públicas o participadas, tal como las entidades de derecho público, asociaciones y fundaciones.

Además, entre las noticias mucho más resaltadas en relación a las ayudas reguladas por el previo decreto de incentivos autonómicos son, por ejemplo, que se concederá mucho más puntuación a los proyectos presentados en localidades con menor número de pobladores con el objetivo de impulsar la pelea contra la despoblación, estimulando las ideas desarrolladas en ciudades menores de 3.000 pobladores.

Asimismo, asimismo resalta como novedad que se establece para ciertos teóricos un nuevo trámite en la administración de este género de ayudas, llamado express, consistente en efectuar en un único trámite la petición de la subvención y, en el caso de concederse la asistencia, la tramitación de su cobro, tal es así que al concederse la asistencia se gestiona asimismo su pago sin precisar que el entusiasmado deba pedirlo.

Por otra sección, como medida de choque frente a la coyuntura económica de hoy, y frente a la subida de los modelos de interés, se concederá una asistencia complementaria con objeto de achicar los costos financieros de las compañías a aquellas que, para la realización de sus proyectos de inversión, pidan préstamos a cualquier entidad financiera y/o acredites de una sociedad de garantía recíproca.

Además, se aumenta la intensidad máxima de las ayudas en 5 puntos porcentuales en todos los modelos de compañías, pasando a ser de hasta un 50 por ciento en las pequeñas compañías, hasta un 40 por ciento en las medianas y hasta un 30 por ciento en las considerables.

De igual forma, todo beneficiario de los incentivos va a deber realizar una aportación mínima al emprendimiento del 25 por ciento de los costos subvencionables y la inversión habrá de ser siempre y en todo momento posterior a la presentación de la petición de asistencia, entonces proyectos que hayan empezado no van a poder acogerse.

El importe mínimo del emprendimiento de inversión subvencionable va a ser de 25.000 euros y el máximo de 1,2 millones de euros, según ha adelantado Rafael España.

El decreto aprobado este miércoles establece además tres formas de ayudas, que son 'Subvención por actividad', para la que se va a tener presente el campo en el que se esté operando o se vaya a operar.

Dentro de esta manera se establecerán tres categorías, entre aquéllas que están los proyectos primarios, relacionados con las industrias extractivas y transformadoras, manufactureras, de reciclado y servicios de hospedaje de hoteles, balnearios y hoteles rurales, entre otros muchos.

La segunda categoría va a ser la pertinente a las ocupaciones preferentes, entre aquéllas que están el resto de ocupaciones del ámbito turístico y de la salud, al tiempo que la tercera categoría va a ser el resto de ámbitos de actividad.

En segundo rincón, está la modalidad de 'Subvención por relevo generacional', que estimula la continuación de un lugar que de otra manera hubiera cerrado por fundamentos como jubilación, incapacidad persistente o fallecimiento de su titular.

Y la tercera modalidad va a ser la de 'Subvención para el promuevo de la digitalización empresarial o impulso de la compañía 4.0', destinada a proyectos que fomenten su transformación digital y conlleven la introducción eficaz en sus sistemas de tecnologías digitales y de comunicaciones.

El asesor de Economía informó que el período de presentación se va a abrir desde la publicación del decreto en el Diario Oficial de Extremadura (DOE), algo que va a tener sitio en "próximas datas", y acabará el 31 de diciembre de 2026.

Además, Rafael España ha recalcado que, con los incentivos autonómicos, la Junta reafirma su "apuesta decidida" por las pequeñas y medianas empresas extremeñas, puesto que "no todo son enormes proyectos".

Más información

Aprobado un decreto de incentivos autonómicos a la inversión empresarial en Extremadura dotado con 40 millones de euros