Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Caen las pernoctaciones extrahoteleras en Extremadura un 4,69% en mayo, cerca de 94.000.

Caen las pernoctaciones extrahoteleras en Extremadura un 4,69% en mayo, cerca de 94.000.

MÉRIDA/MÉRIDA, 3 Jul.

El número de pernoctaciones en establecimientos extrahoteleros (apartamentos, campings, alojamientos rurales y albergues) en Extremadura se ha situado el pasado mes de mayo en un total de 93.951, un 4,69 por ciento menos que en el mismo mes de 2022.

Asimismo, en dicho mes se han alojado 41.900 viajeros en dichos establecimientos turísticos, un 6,31 por ciento menos que hace un año, según ha informado en nota de prensa el Instituto de Estadística de Extremadura.

El turismo rural ha disminuido interanualmente en viajeros un 15,27 por ciento y en pernoctaciones un 7,07 por ciento en este mes. La estancia media se ha situado en 2,24 días, produciéndose una tasa interanual del 9,8 por ciento.

Por su parte, el número de viajeros que se han alojado en campings en Extremadura ha disminuido respecto al mismo mes de 2022 un 11,43 por ciento y las pernoctaciones un 18,95 por ciento. La estancia media ha alcanzado los 2,48 días, un 8,49 por ciento menos que en mayo de 2022.

En los apartamentos turísticos extremeños ha aumentado el número de viajeros un 6,89 por ciento y las pernoctaciones un 14,04 por ciento. La estancia media ha subido un 6,44 por ciento en este mes.

De igual modo, se han alojado en albergues de la comunidad durante mayo 1.484 personas y se han producido 2.625 pernoctaciones. La estancia media se ha situado en 1,77 días.

En el conjunto del país, las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros españoles se han incrementado un 13,8 por ciento en los cinco primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior y han superado las de los cinco primeros meses del año 2019, antes de la pandemia.

Sólo en el mes de mayo las pernoctaciones en este tipo de alojamientos se han elevado hasta los 10,4 millones, frente a los 9,7 millones registrados en el mismo mes de 2022, superando también las del mismo periodo de 2019.

En tasa anual, las pernoctaciones han crecido en mayo un 7,2 por ciento, tras disminuir un 3,3 por ciento las de los residentes y aumentar un 14,6 por ciento las de los extranjeros, según datos provisionales de la Encuesta de Ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros (EOAT).

La estancia media el pasado mes de mayo se ha situado en 3,8 pernoctaciones por viajero.

Por lo que refiere a los precios, han crecido en todos los tipos de alojamientos, registrándose el mayor incremento en los apartamentos, que han aumentado sus precios un 10,4 por ciento en mayo en tasa interanual. En el caso de los campings, el aumento ha sido del 4,6 por ciento y en los alojamientos de turismo rural de un 6 por ciento.

Las pernoctaciones en apartamentos turísticos han aumentado un 7,1 por ciento en mayo respecto al mismo mes de 2022. Las de residentes se han incrementado un 0,8 por ciento y las de no residentes un 9,4 por ciento.

La estancia media ha aumentado un 3,1 por ciento, situándose en 4,8 pernoctaciones por viajero.

En mayo se han ocupado el 31,4 por ciento de las plazas ofertadas por los apartamentos turísticos, un 3,2 por ciento más que en el mismo mes de 2022. El grado de ocupación por plazas en fin de semana se ha situado en el 35,6 por ciento, con un descenso del 0,2 por ciento.

Las pernoctaciones de no residentes en apartamentos turísticos han representado el 74,2 por ciento del total. Reino Unido ha sido el principal mercado emisor, con 1,5 millones de pernoctaciones. El siguiente mercado ha sido Alemania, con 432.123.

Canarias ha sido el destino preferido en apartamentos, con más de 1,6 millones de pernoctaciones y un aumento del 1,7 por ciento respecto a mayo de 2022. Comunidad de Madrid ha tenido la mayor ocupación, con el 73,5 por ciento de los apartamentos ofertados.

Por zonas turísticas, la Costa Blanca ha sido el destino preferido, con 730.859 pernoctaciones. La Costa de Barcelona ha presentado el mayor grado de ocupación, con un 86,1 por ciento de los apartamentos ofertados.

Los puntos turísticos con mayor número de pernoctaciones en mayo han sido San Bartolomé de Tirajana, Tías y Arona.

Las pernoctaciones en campings han registrado en mayo un aumento del 9,6 por ciento respecto al mismo mes de 2022. Las de residentes han descendido un 4,3 por ciento, mientras que las de no residentes se han incrementado un 26,9 por ciento.

Durante mayo se han ocupado el 36,6 por ciento de las parcelas ofertadas, un 4,9 por ciento más que en el mismo mes de 2022. El grado de ocupación en fin de semana ha alcanzado el 38,2 por ciento, con un descenso anual del 5 por ciento.

El 51,4 por ciento de las pernoctaciones en campings las han realizado viajeros no residentes. Países Bajos ha sido el principal mercado emisor, con el 22,6 por ciento del total de las de no residentes, un 28,1 por ciento más que en mayo de 2022.

Cataluña ha sido el destino preferido en campings, con más de 1,5 millones de pernoctaciones, lo que supone un incremento del 11,8 por ciento en tasa anual. Cantabria ha alcanzado el mayor grado de ocupación, con el 67,3 por ciento de las parcelas ofertadas.

Por zonas turísticas, la Costa Brava es el destino preferido, con 637.578 pernoctaciones. La Costa Blanca (Alicante) ha presentado el mayor grado de ocupación, con un 67,2 por ciento de las parcelas ofertadas.

Los puntos turísticos con más pernoctaciones han sido Benidorm, Mont-Roig del Camp y Tarragona.

Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural han presentado un aumento anual del 3,5 por ciento en mayo. Las de residentes han bajado un 5,7 por ciento, mientras que la de no residentes han aumentado un 21,6 por ciento.

En los alojamientos de turismo rural se han ocupado el 16,3 por ciento de las plazas, un 0,1 por ciento menos