Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Cinco arrestados por dirigir narcotiendas en Moraleja.

Cinco arrestados por dirigir narcotiendas en Moraleja.

En Moraleja, Cáceres, los Agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo una operación antidroga que ha resultado en la detención de cinco personas, cuatro hombres y una mujer, quienes son considerados parte de una organización dedicada al tráfico de drogas, principalmente cocaína y heroína.

La operación, conocida como 'Nebas23', ha sido realizada por el Equipo de Policía Judicial y el Equipo ROCA de Coria. La investigación comenzó cuando la Guardia Civil notó "movimientos sospechosos en varios domicilios de la zona".

Durante varios meses, los agentes recopilaron "evidencias" que sugerían que en esos domicilios se estaba traficando con drogas. Por lo tanto, solicitaron a la autoridad judicial la emisión de órdenes de entrada y registro para cinco inmuebles en Moraleja, identificados como "los lugares donde se ocultaba la droga o se realizaba su venta".

El pasado viernes 1 de marzo se realizaron cinco registros simultáneos, donde los agentes confiscaron material probatorio, incluyendo 33 dosis de heroína, 43 dosis de cocaína, 40 dosis de metanfetamina, cerca de 2.500 euros en efectivo y otros materiales destinados al corte y distribución de drogas, según informó la Guardia Civil en un comunicado de prensa.

Durante la operación, se detuvieron cinco personas, cuatro hombres y una mujer, por tráfico de drogas. Se llevaron a cabo las diligencias correspondientes y uno de los detenidos fue puesto en prisión provisional, mientras que los demás quedaron en libertad provisional a la espera de juicio.

Según la Guardia Civil, esta operación "responde a la alarma social causada por la actividad delictiva investigada." Además, ha permitido no solo la detención de los presuntos responsables, sino también la desarticulación de esta organización criminal y de dos puntos de venta de drogas, principalmente heroína y cocaína.

La Guardia Civil cree que desde esta localidad cacereña se abastecía a consumidores locales y de poblaciones cercanas, resaltando el compromiso y la dedicación de la Guardia Civil en la lucha contra el tráfico de drogas.