Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

"Conductor ebrio recorre 12 kilómetros en sentido contrario en la A-5 cerca de Navalmoral de la Mata"

En un incidente alarmante en la autovía A-5 cerca de Navalmoral de la Mata (Cáceres), la Guardia Civil ha investigado a un hombre de 58 años que condujo en sentido contrario por al menos 12,5 kilómetros bajo los efectos del alcohol. Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 23:00 horas del 5 de mayo, cuando varios usuarios alertaron al 112 sobre el peligroso comportamiento de este conductor temerario que se dirigía hacia Madrid por los carriles destinados a Badajoz.

Los agentes lograron interceptar al conductor entre Navalmoral y Peraleda de la Mata, a pesar de que inicialmente no respondía a las señales para detenerse. Finalmente, en el kilómetro 177 de la autovía, lograron detenerlo de manera segura para evitar cualquier riesgo para él y los demás usuarios de la vía, después de haber recorrido una distancia considerable sin desviarse de su camino.

El Equipo de Investigación de Seguridad Vial de Plasencia realizó las pruebas de alcoholemia al conductor, que dio positivo en el test. Se le han iniciado diligencias penales por dos delitos contra la seguridad vial, uno por conducir bajo la influencia del alcohol y otro por conducir de manera peligrosa en sentido contrario.

Las autoridades han remitido las diligencias al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Navalmoral de la Mata, destacando que fueron las llamadas de otros conductores las que alertaron sobre esta situación tan peligrosa en la carretera.

Ante casos como este, la colaboración ciudadana es fundamental para garantizar la seguridad en las carreteras. Es importante que los conductores informen a la Guardia Civil sobre situaciones de riesgo como esta, para que puedan actuar con rapidez y evitar posibles tragedias en la carretera.

La actuación coordinada de las autoridades, la utilización de cámaras de vigilancia y la participación de los ciudadanos son clave para hacer frente a situaciones tan peligrosas como la conducción en sentido contrario. Es fundamental seguir los protocolos establecidos para mitigar riesgos y proteger la vida de todos los usuarios de la vía.