• miércoles 07 de diciembre del 2022

El campo extremeño se garantiza la "paz popular" los próximos tres años con un nuevo convenio con sueldos "dignos"

img

Asaja Extremadura impugna la firma del nuevo convenio del campo al considerarlo irregular

MÉRIDA, 24 Jun.

Los 65.000 trabajadores del campo extremeño tienen al fin un nuevo convenio colectivo, tras prácticamente un par de años de negociación entre sindicatos y patronal, y múltiples aplazamientos esperando de integrar la última reforma laboral y las subidas del salario mínimo interprofesional.

La firma determinante llegó este viernes, tras una huelga la semana anterior, desconvocada tras alcanzarse un principio en concordancia tras la primera día de paro, y de múltiples intentos de cerrar el acuerdo definitivo, que han desembocado en la rúbrica plasmada este viernes por las dos partes.

Una firma, no obstante, que no llegó por la parte de entre las primordiales organizaciones agrarias, Asaja Extremadura, que además de esto anunció que impugnará el convenio al estimar que recopila puntos "irregulares" y por considerarlo una "irresponsabilidad" frente a la situación de hoy que vive el ámbito frente a la subida de los insumos.

De este modo, el nuevo convenio del campo, el más esencial de Extremadura atendiendo al número de trabajadores que perjudica, va a tener una duración de tres años, de tal modo que antes de 2025 se comenzará la negociación de las tablas salariales, que en un caso así no padecen ninguna modificación y se ajustan al SMI. Su entrada en vigor es inminente, ya que va a tener sitio una vez se publique en el Diario Oficial de Extremadura.

Con todo, la hora de trabajo queda en 7,91 euros y el salario períodico en 51,64 euros, al que hay que sumar 1,15 euros del nuevo agregado-convenio, con lo que el jornal se ubica en 52,79 euros.

Más información

El campo extremeño se garantiza la "paz popular" los próximos tres años con un nuevo convenio con sueldos "dignos"