• miércoles 30 de noviembre del 2022

El Ministerio de Agricultura moviliza mucho más de 60,8 millones en Extremadura para la modernización de regadíos hasta 2026

img

MÉRIDA, 21 Jul.

El Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), movilizará mucho más de 60,8 millones de euros en Extremadura para la modernización de regadíos hasta 2026, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

En preciso, el Plan de Modernización de Regadíos destina a Extremadura una inversión de 48,6 millones de euros procedentes del Plan de Recuperación, a eso que se aúnan las aportaciones privadas, para movilizar un total de sobra de 60 millones de euros para proyectos de optimización en la eficacia y sostenibilidad de los regadíos.

El Plan de Recuperación consigna un total de 563 millones de euros de inversión pública en todo el país para la modernización de regadíos, a eso que se aúnan mucho más de 140 millones de euros que proceden de aportaciones privadas, para movilizar una inversión total de 703 millones de euros.

Estas cantidades son "clara exhibe" del esfuerzo inversor del Gobierno en esta materia, con una inyección mayor a 2.cien millones de euros hasta 2026, que dejarán actualizar hasta 200.000 hectáreas de área en regadío, ha señalado en publicación oficial la Delegación del Gobierno en Extremadura.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y el presidente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), Francisco Rodríguez Mulero, han firmado este jueves el convenio de colaboración para la ejecución de la segunda etapa del Plan de Modernización de Regadíos para impulsar la optimización de la eficacia y sostenibilidad en regadíos.

Este programa, incluido en el Plan de Recuperación, tiene una inversión pública de 303 millones de euros en esta segunda etapa, que financiarán un total de 40 actuaciones en 15 comunidades autónomas y movilizará un total de 378 millones de euros merced a las aportaciones privadas.

En la firma del convenio, Planas ha asegurado que el regadío sostenible es clave para enfrentar los desafíos del cambio climático en la agricultura y poder sostener más adelante el modelo de producción de alimentos que dé contestación a la demanda de la población.

El ingrediente del Plan de Recuperación que administra el MAPA tiene entre sus preferencias la modernización del regadío, capítulo al que destina el 53,5 por ciento de su presupuesto total.

De los 563 millones de euros que proceden de fondos de europa entre 2021 y 2022, la primera etapa del Plan de Modernización de Regadíos ahora incluía 260 millones de euros para acometer 42 actuaciones -el pertinente convenio se firmó el 25 de junio de 2021-.

Todos los proyectos incluidos en esa primera etapa tienen ahora firmados los convenios de actuación entre Seiasa y las que corresponden comunidades de regantes, que cofinancian el 20 por ciento de las actuaciones.

El ministro Planas ha señalado que este bulto pertenece a la apuesta "estable y decidida" del Gobierno por el regadío sostenible, preciso para sostener un sistema de producción de alimentos bastante más adelante y en un ámbito de menor disponibilidad de elementos hídricos.

"Contamos el desafío de la suficiencia alimenticia en todo el mundo, y debemos contestar en un ámbito que nos pide enfrentar lo urgente sin dejarnos atrás lo preciso", dijo, mientras que se ha referido a la situación de cambio climático con fenómenos extremos como sequías o incendios ocasionados por las elevadas temperaturas.

Por ello ha asegurado que "es requisito llevar a cabo un mejor aprovechamiento del agua" y un sistema de administración de los elementos "mucho más moderno y eficaz", que sea sostenible.

Y para ofrecer contestación a este reto, el Gobierno está puesto en compromiso con la optimización de la eficacia de los regadíos. Además de las inversiones financiadas con fondos de europa del Plan de Recuperación, las actuaciones en modernización de regadíos se completan con capitales propios del ministerio.

Así, en los próximos cinco años se fomentará una inversión mayor a 2.cien millones de euros, con una media de 420 millones al año, en el momento en que en los primeros 21 años de este siglo la inversión fue de 150 millones de euros cada un año.

Estas actuaciones dejarán actualizar 200.000 hectáreas de regadíos, de las que se favorecerán unos 20.000 labradores. "La modernización del regadío, su transformación digital, con un empleo mucho más eficaz, capaz y sostenible va a ayudar a la prosperidad del campo agrario y se encuentra dentro de las enormes apuestas de presente y de futuro", ha recalcado el ministro.

Los proyectos incluidos en el convenio suscrito este jueves fueron escogidos a iniciativa de las comunidades autónomas, según los requisitos de sostenibilidad ambiental, eficacia energética y también implementación de novedosas tecnologías demandados por la Unión Europea para la app de los fondos de restauración.

Al estar financiados con estos fondos, las proyectos han de estar terminadas en el año 2026, con lo que en la selección de proyectos se han considerado esos con un mayor nivel de madurez a fin de que su ejecución resulte mucho más simple.

Entre otras caracteristicas, se priorizan cuestiones como el menor consumo de elementos hídricos, la substitución de aguas superficiales y subterráneas por las regeneradas o salinizadas, la incorporación de energías renovables que supongan un ahorro o la instalación de contadores de telecontrol y también instrumentos de precisión en el sistema de riego.

La selección de los proyectos, según se ha apuntado, "no fué simple", en tanto que las comunidades autónomas llegaron a enseñar mucho más de 300 proposiciones de probables actuaciones. El Gobierno ahora anunció que va a agrandar la dotación de fondos de europa en regadíos sostenibles, a los que se destinarán 410 millones de euros de los 800 millones en los que se ha ampliado el presupuesto del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) Agroalimentario.

Planas ha reiterado que el regadío es un propio del sistema de producción agroalimentario español, que deja que la producción agraria haya alcanzado en 2021 la cifra récord de 56.400 millones de euros, o que las exportaciones contengan una línea de desarrollo incesante con un valor que en el año móvil inteligente a abril superaran los 63.000 millones de euros.

España tiene la mayor área de regadíos de Europa, 3,8 millones de hectáreas, el 54 por ciento de exactamente las mismas con sistema localizado. Aunque el regadío solamente representa el 22,6 por ciento de la área agraria cultivada en España, en ella se consigue el 65 por ciento de la producción final agraria.

"El regadío multiplica por seis la eficacia agrícola, incrementa hasta en 4 ocasiones la renta de los labradores y crea tres ocasiones mucho más empleo por unidad de área que el secano", ha señalado la Delegación del Gobierno.

Más información

El Ministerio de Agricultura moviliza mucho más de 60,8 millones en Extremadura para la modernización de regadíos hasta 2026

Noticias de hoy más vistas