• sábado 28 de enero del 2023

Extremadura, con un diez%, lidera en España el incremento del número de ocupados que trabajan desde casa

img

MÉRIDA/LOGROÑO, 25 Sep.

Extremadura (diez,3%) y Cantabria (4,7%) fueron las únicas zonas donde ha incrementado el número de ocupados que acostumbran a teletrabajar respecto a hace un año, al segundo período de tres meses de 2022, según un informe de Randstad.

Ya registrando caídas, si bien menos acusadas que la media nacional (-24%), están Euskadi (-6%), la Comunitat Valenciana (-8,1%), Canarias (-12,4%), Aragón (-15,3%), Andalucía (-17,6%), Galicia, Asturias (-17,7%) y la Región de Murcia (-19,3%).

Los mayores descensos tuvieron rincón en Castilla-La Mancha (-25,1%), Catalunya (-28,9%), la Comunidad de Madrid (-30,6%), Castilla y León (-32,1%), Navarra (-33,3%), La Rioja (-40%) y Baleares (-45,3%).

A nivel nacional, solo el 7% de los ocupados teletrabaja frecuentemente. Randstad resalta que, solamente el 6,9% de la población ocupada teletrabaja frecuentemente, esto es, mucho más de media parta de los días en los que realizan su profesión, un porcentaje que se traduce en 1.406.200 trabajadores en este país. Ambas cantidades son las mucho más bajas desde el instante en que reventó la crisis sanitaria, siendo un 24% inferior al volumen de expertos que teletrabajan hace un año, cerca de 1,85 millones.

Analizando la evolución del trabajo a distancia desde la irrupción del coronavirus se asegura de qué manera esta manera de desempeño resultó primordial para nuestra economía en los instantes mucho más bien difíciles de la crisis sanitaria, a lo largo del segundo período de tres meses de 2020. En ese intérvalo de tiempo, mucho más de tres millones de expertos teletrabajaron, esto es, el 16,2% de la población ocupada.

Hasta principios de 2021, las cantidades de trabajo a distancia se sostuvieron equilibrados, cerca del diez% de los ocupados trabajaron de manera recóndita, o sea, precisamente un par de millones de expertos. Pero desde ese momento, este indicio no dejó de caer período de tres meses tras período de tres meses, hasta el 6,9% de hoy, 1,4 millones de expertos.

"A lo largo de los instantes mucho más críticos de la pandemia, el trabajo a distancia demostró con creces su efectividad. Su caída en los últimos trimestres es una mala novedad en concepto de elasticidad, un aspecto poco a poco más demandado por los expertos en el momento de buscar empleo, lo que puede perjudicar de manera directa a la atracción y fidelización del talento", afirma el directivo de Randstad Research, Valentín Bote.

Este estudio asimismo tuvo presente la situación del trabajo a distancia a nivel autonómico. Randstad resalta que la Comunidad de Madrid, donde el 12,5% de los ocupados trabajan desde sus viviendas mucho más de media parta de los días, y Catalunya, donde lo hacen el 7,6%, son las comunidades donde mayor peso tienen estos trabajadores. Junto a Asturias, donde teletrabajan el 7,3% de los expertos, son las tres únicas autonomías sobre la media nacional (6,9%).

Con porcentajes mucho más moderados están la Comunitat Valenciana (6,4%), Galicia (5,9%), Andalucía (5,6%), Canarias, Euskadi (las dos con el 5,4%), Cantabria (5,3%), Aragón (5,1%), Extremadura (4,6%), Castilla y León (4,4%) y la Región de Murcia (4,3%). Cierran la lista Baleares, Castilla-La Mancha (ámbas con el 4,2%), La Rioja (3,8%) y Navarra (3,2%).

Los mayores volúmenes de ocupados que trabajan desde sus viviendas de forma frecuente, todos ellos sobre cien.000 expertos, se registran en la Comunidad de Madrid (404.700), Catalunya (269.000), Andalucía (184.600) y la Comunitat Valenciana (138.400). La suma de estas 4 comunidades piensa el 70,9% del total del país.

Más información

Extremadura, con un diez%, lidera en España el incremento del número de ocupados que trabajan desde casa