Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Extremadura denuncia que el Gobierno detuvo el acuerdo con Portugal para el puente de Cedillo por motivos políticos.

Extremadura denuncia que el Gobierno detuvo el acuerdo con Portugal para el puente de Cedillo por motivos políticos.

MÉRIDA, 19 Dic. - El consejero de Presidencia de la Junta, Abel Bautista, ha señalado que la decisión del Ministerio de Exteriores de paralizar el convenio entre Extremadura y el Alentejo portugués para la construcción del puente sobre el río Sever ha sido una "decisión política" del Gobierno de España. Esta decisión se tomó apenas cuatro días antes de que se autorizara su firma, a pesar de contar con la aprobación del Ministerio de Política Territorial.

"Estamos profundamente indignados con esta situación", ha expresado el consejero extremeño durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno celebrado en Mérida. En esta reunión se tenía previsto aprobar la firma del convenio, mediante el cual Extremadura aportaría 2 millones de euros para la construcción de la carretera que conecta la localidad cacereña de Cedillo con el puente.

Esta infraestructura permitiría ahorrar a los habitantes de la zona los 120 kilómetros de desvío que actualmente deben realizar para llegar a la localidad portuguesa de Nisa, que se encuentra a solo 13 kilómetros de distancia geográfica.

El puente, presupuestado en 9 millones de euros, sería financiado a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia mediante un convenio suscrito entre el Gobierno portugués y la Cámara Municipal de Nisa en 2021.

Por su parte, la Junta de Extremadura ha estado trabajando en un convenio con la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Alentejo para la construcción de la mencionada carretera. Este convenio ya contaba con el informe favorable del Ministerio de Política Territorial, que fue emitido el pasado 23 de noviembre.

Sin embargo, el 14 de diciembre, el director general de Acción Exterior de la Junta recibió una llamada del Ministerio de Asuntos Exteriores solicitando la paralización del convenio. Al día siguiente, el 15 de diciembre, recibió un informe desfavorable del departamento de José Manuel Albares, argumentando que las competencias sobre las infraestructuras que unen dos países corresponden a la administración central.

(Más información en Europa Press)