• sábado 28 de enero del 2023

Extremadura fortalecerá su red de atención a la salud psicológica con 11 millones en los capitales de 2023

img

Feafes cree que, tras un par de años de pandemia y sus secuelas, es el instante de "saldar la deuda" que tiene Extremadura con los enfermos

MÉRIDA, diez Oct.

Los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Extremadura contemplan 11 millones de euros para remarcar los recursos para atender la salud psicológica de la población, premeditados eminentemente a la puesta en marcha de pisos supervisados y centros de rehabilitación psicosocial y prevención de ideas autodestructibles.

Así lo ha adelantado el vicepresidente segundo y asesor de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, con ocasión de la celebración del acto institucional por el Día Mundial de la Salud Mental, que se ha festejado este lunes en la Asamblea de Extremadura, presidente de Federación Extremeña de Asociaciones de Personas con Experiencia en Salud Mental y Familiares (Feafes), Antonio Lozano, y la presidenta del parlamento regional, Blanca Martín.

Asimismo, representantes de los 4 conjuntos parlamentarios en la Asamblea de Extremadura, PSOE, PP, Cs y Unidas por Extremadura, han leído una declaración institucional que va a ser aprobada unánimemente el jueves en el próximo Pleno del legislativo extremeño, donde se refleja el deber del legislativo regional con la salud psicológica en la zona, donde hay 32.000 personas que padecen trastornos mentales graves.

Una celebración que este año está en especial destinada a la población infanto juvenil, que es el ámbito de la población donde mucho más se han aumentado las situaciones de patología y trastornos mentales, un 47 por ciento, fundamento por el que el lema escogido este año es 'Dale like a la salud psicológica'.

Así, en un vídeo proyectado instantaneamente, se hace alusión a componentes que influyen de forma directa en la salud psicológica de los jóvenes, como el acoso, el buylling, la predominación de las comunidades, el consumo de pornografía, el juego en internet, entre otros muchos.

Vergeles, en afirmaciones a los medios antes del comienzo del acto institucional, ha subrayado que esta celebración es este año "más esencial" que otros tras la pandemia, y sus secuelas.

No obstante, ha subrayado que las estadísticas ahora venían señalando que, más que nada en la niñez, la juventud y en la adolescencia se dan "una peor percepción general de la salud", y un aumento de los síntomas relacionados con la salud psicológica, con varios casos graves.

El asesor, quien ha remarcado que las resoluciones no solo tienen que buscarse en el ámbito sanitario, sino más bien asimismo en el popular y el educativo, ha remarcado el papel de las familias, que según las investigaciones es el primer ubicación al que asisten los jóvenes para soliciar asistencia en el momento en que muestran algún signo de estas peculiaridades.

Por tanto, ha reconocido que hay que proseguir incrementando la red de salud psicológica, para la que "todos y cada uno de los sacrificios son pocos para la que fué la hermana pobre de la salud", y en este punto apostó por hacerlos "muy comunitarios, muy pegados a la sociedad, muy incluidos en la sociedad", ha insistido.

En este sentido, ha subrayado que esta es la apuesta de la Junta para 2023, con 11 millones de euros en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para el año próximo premeditados a "aumentar los elementos", con particular atención a pisos supervisados y a centros de rehabilitación psicosocial, liderados a remover el estigma y a impedir las formas de proceder autodestructibles.

Por otro lado, en contestación a quienes demandan un IV Plan de Salud Mental en Extremadura, ha subrayado que el presente, el III, se ha creado en medio de una etapa aguda de la pandemia, con lo que hay objetivos que no se pudieron cumplir.

Además, más tarde el Gobierno central puso en marcha un plan de acción con una inversión del Estado de cien millones que fueron completados con los capitales de las comunidades autónomas.

Por su parte, el presidente de Feafes Extremadura, Antonio Lozano, ha señalado que en los un par de años y medio de pandemia la sociedad ha aprendido sobre "el mal, el padecimiento, la pérdida de conocidos cercanos y de la vida, la fragilidad del humano, y la fragilidad de la barrera que divide la mal llamada disparidad de la normalidad".

Así, frente a los representantes del poder legislativo y ejecutivo de la red social autónoma, ha preguntado en voz alta si se ha aprendido sobre la relevancia de la salud psicológica, y en este punto ha favorito centrarse en el presente, que es "el instante y rincón donde se tienen la posibilidad de mudar las cosas y corregir los fallos".

Lozano ha subrayado que hay una "parte esencial" de los enfermos mentales de la zona que no son atendidos, así sea por la "falta de elementos", por las peculiaridades geográficas y poblacionales de la red social, o por los estigmas que aún perviven.

Los que son atendidos lo hacen en internet de elementos sanitarios y sociales, tal como en los centros sociosanitarios, donde en la actualidad hay 400 personas. Centros que ha calificado como "obsoletos", con "enormes faltas", que "muy frecuentemente pone en lona de juicio la calidad de vida" de los pacientes, aun su historia en ciertas ocasiones.

Por tanto, reciben una contestación que "no es la mucho más eficiente", con lo que ha solicitado la definición del desarrollo asistencial en los centros sociosanitarios.

También puso de manifiesto que hay bastante gente que sin tener un diagnóstico de patología mental "tienen adversidades para el manejo de sus conmuevas" y que precisan asistencia para eludir que transcurrido el tiempo se transforme en un trastorno mental.

En este punto, puso mayor atención en la población joven, campo en el que mucho más acrecientan los diagnósticos, que van a mucho más, dijo, lo que expone una "bien difícil situación" que necesita ofrecer una sucesión de respuestas.

Y es que, ha remarcado Extremadura "tiene una deuda histórica con la salud psicológica" que, más allá de que dijo que "no es culpa de absolutamente nadie, si es compromiso de todos".

Lozano ha señalado que es "el instante justo" desde criterio económico político y popular de saldar esa deuda, de "realizar y de mudar las cosas. "Es el instante de accionar", dotando con expertos a la red de salud psicológica, donde se precisan siquiatras por la demanda que hay y por la que va a venir, tal como de expertos de los ámbitos de la piscología y de enfermería experta en salud psicológica.

También ha solicitado que se dote a los equipos de salud psicológica comunitarios de "suficientes elementos humanos", ya que existen algunos que carecen aun de psiquiatra ya hace mucho más de un año.

Finalmente, la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, ha subrayado la imagen de consenso que los conjuntos parlamentarios vienen ofertando en cuestiones que, como la salud psicológica, expone la sociedad civil.

Asimismo, ha remarcado que la pandemia tuvo bastante que ver con "visibilizar" la patología mental en frente de instantes del pasado en el que a estos pacientes se les "escondía" y "separaba". Martín asimismo se ha referido a la relevancia de la salud psicológica en la población mucho más joven a consecuencia de una sociedad que "se debe llevar a cabo ver muy en hondura lo que esta pasando y lo que está transmitiendo".

Más información

Extremadura fortalecerá su red de atención a la salud psicológica con 11 millones en los capitales de 2023