• martes 31 de enero del 2023

Extremadura registra una "bajada intensa" de la incidencia amontonada y de los hospitalizados

img

MÉRIDA, 22 Jul.

La red social autónoma de Extremadura está registrado una "bajada intensa" de la incidencia amontonada del coronavirus, tanto a los 14 como a los 7 días, y "de manera clarísima en los mayores de 60 años", tal como un descenso "clarísimo" del número de ingresados por Covid-19 en los centros de salud de Extremadura.

En preciso, en este preciso momento hay 136 personas ingresadas con coronavirus en los centros de salud de Extremadura, cinco de ellos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Así lo ha señalado el vicepresidente segundo y asesor de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, a cuestiones de los cronistas este viernes en rueda de prensa en Mérida, donde ha insistido que, pese a este descenso, es requisito "proseguir usando la precaución en el momento en que hayamos ido a estar con personas atacables".

En su intervención, el asesor de Sanidad ha destacado que la movilidad que se acentúa a lo largo del verano "va a generar un aumento de la incidencia", con lo que ha señalado la necesidad de "sostener la gravedad a raya", en tanto que, a pesar de que los números absolutos de contagios "tienen la posibilidad de ser voluminosos", pero la mayoría de ellos tienen síntomas leves.

"Jamás tuvimos unos índices tan bajos de gravedad como los que disponemos en este momento", ha destacado el titular extremeño de Sanidad, quien ha descartado tomar limitaciones, puesto que los resultados consecutivos que estas medidas que se implantación a lo largo de la pandemia "tuvieron en la salud psicológica, el aspecto popular o la calidad de vida fueron fundamentales", y "de eso no se charla".

Así, las medidas "si bien hayan sido no farmacológicas, que se pusieron en marcha, tuvieron sus efectos colaterales", ha considerado Vergeles, quien ha considerado que si se aplicase ahora mismo alguna restricción, "los peligros superarían a las ventajas" que se tengan la posibilidad de conseguir.

Por tanto, Vergeles ha adelantado que "lo próximo que nos queda es la vacuna", tras lo que ha recordado que la cuarta dosis para mayores de 60 años ahora fue autorizada por la Comisión de Salud Pública, y explicó que si se pusiese nuevamente exactamente la misma vacuna que se puso, se lograría "incidir algo mucho más en la reducción de la gravedad, pero no conseguiríamos varios desenlaces en reducir la gente que se inficionan", con lo que se sostendrían las cantidades de incidencia.

De ahí que la mayor parte de los especialistas ahora mismo aconsejan por medio de la Ponencia de Vacunas y la Agencia Española del Medicamento, a aguardar, si es viable, en la época de septiembre, si la gravedad de este modo lo deja, a que estén ahora para emplear las vacunas bivariantes, en tanto que eso "dejaría aumentar las defensas neutralizantes", ha señalado.

Por eso "aún no poseemos una fecha alguna para la cuarta dosis para los mayores de 60 años", ha destacado el asesor de Sanidad, que ha letrado por "proseguir muy íntimamente la evolución de la pandemia" como se hace, por si acaso la gravedad aumentase con ciertas subvariantes que están inficionando ahora mismo, para en un caso así, regentar la cuarta dosis de la vacuna de hoy.

Sin embargo, "lo deseable" sería, para Vergeles, acompasar la administración de la cuarta dosis con la vacunación de la gripe, a inicios del otoño.

Más información

Extremadura registra una "bajada intensa" de la incidencia amontonada y de los hospitalizados