• miércoles 07 de diciembre del 2022

Fernández Vara aplaude el acuerdo de los PGE para 2023, que deja una redistribución "justa" de los elementos

img

CÁCERES, 4 Oct.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha aplaudido el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para llevar este martes el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 al Consejo de Ministros, en tanto que las cuentas dejan una redistribución "justa" de los elementos y se recaudará "mucho más de los que mucho más tienen a fin de que reciban mucho más los que mucho más lo precisan".

"Siempre y en todo momento es positivo que haya capitales pues pienso que son la política transformada en números y en el momento en que no hay capitales, la política se queda en preciosas expresiones", ha aseverado el jefe del Ejecutivo extremeño, ha recalcado en afirmaciones a los medios antes de ayudar a la mesa redonda llamada 'Innovación/Transformación en la Empresa Familiar', en el marco del XXV Congreso de la Empresa Familiar, que se festeja en Cáceres.

Fernández Vara ha defendido que las cuentas acordadas por el gobierno bipartito para el año próximo dejarán subir las pensiones de los españoles, los salarios de los usados públicos y progresar las ayudas sociales para el grupo de la ciudadanía de la población, pues "se marcha a recaudar mucho más de los que mucho más tienen a fin de que reciban mucho más los que mucho más lo precisan", ha recalcado. "De eso se habla", ha sentenciado.

En esta línea, el presidente extremeño ha defendido que en la situación de crisis de hoy es requisito que se alivien las cargas familiares "sin que eso ponga en riesgo las edificaciones que sostienen la igualdad en la sociedad" que, a su juicio son la educación, la sanidad, las pensiones, la dependencia y la vivienda.

"Para eso es necesario sostener la composición fiscal de un país en el que todo el planeta ayuda, mucho más los que mucho más tienen y menos los que menos tienen", ha incidido.

Por eso, para calmar esa carga Vara piensa que hay que achicar aquellas partidas de los capitales de capital que no tienen relación con esos servicios, esto es, los costes públicos que "no se abonan en función de lo que se tiene, sino más bien de lo que vale el servicio".

"Bajemos el valor del servicio el tiempo preciso a fin de que las familias logren tener un desahogo", ha reiterado en defensa del aviso que efectuó hace unos días de una bajada extendida de los costes y tasas de servicios en la zona.

Esta reducción de tasas afectará a la cuota del agua, como por poner un ejemplo descartando el canon de saneamiento que piensa un ingreso de forma anual a las arcas regionales de 8,5 millones de euros, reduciendo un 25% ó un 30% la tasa de la ITV, o aminorando el valor de los comedores institucionales, las salas matinales y los libros, para ir caminando hacia el principio de universalidad. "Por ahí nos encontramos", ha sentenciado.

"Yo enserio no pienso que en tiempo duros haya que desentenderse de la fiscalidad de un país y que se le traslade a la sociedad que cuanto menos paguemos, mejor", ha recalcado el presidente extremeño, que ha añadido que esa teoría no funciona con que al unísono se deseen mucho más médicos, mucho más instructores, mucho más cuidadores para nuestros mayores, y mucho más ayudas a la vivienda.

"Una cosa y la contraria es imposible con lo que, esos que están por la mañana pidiendo que bajen los impuestos y por la tarde demandando que aumenten los costos, deben contar de qué manera se hace pues los guarros gorditos y económicos en Extremadura entendemos que no hay", ha conlcuido.

Más información

Fernández Vara aplaude el acuerdo de los PGE para 2023, que deja una redistribución "justa" de los elementos