• viernes 02 de diciembre del 2022

Investigado un vecino de Zalamea de la Serena por tener cinco perros en condiciones precarias y anémicos

img

ZALAMEA DE LA SERENA (BADAJOZ), 26 Jul.

La Guardia Civil ha instruido diligencias como investigado a un vecino de la ciudad pacense de Zalamea de la Serena, como presunto creador de un delito de castigo animal, al tener cinco perros en condiciones precarias y en estado de desnutrición.

La actuación se inició en el momento en que agentes del Puesto de la Guardia Civil de Zalamea de la Serena y del Seprona de Castuera, tuvieron conocimiento por medio de un vecino, de que en una casa de esta ciudad había múltiples animales que estaban en estado deplorable.

Con estos datos, los agentes llegaron al inmueble, donde hallaron cinco perros, en "condiciones lamentables de salubridad, sin agua y comida, y sin las mínimas condiciones higiénico-sanitarias y de confort animal", según cuenta la Guardia Civil en publicación oficial.

Además, los animales carecían de documentación sanitaria, sin vacunas y régimen de desparasitación, tal como de microchip, y presentaban "evidentes síntomas de desnutrición con extrema delgadez y abandono", y estaban inficionados por parásitos que en alguno de ellos habían causado graves problemas en la piel.

Tras ser salvados, los animales fueron examinados por facultativos veterinarios, quienes concluyeron la necesidad de sacrificar a uno al padecer una patología muy avanzada y también irreversible que comprometía su calidad de vida.

Con las gestiones practicadas y pruebas incriminatorias, se identificó al dueño de los animales, vecino asimismo de Zalamea de la Serena, al que se le han instruido diligencias por un supuesto delito de castigo animal, por la omisión en la adecuada atención y precaución de sus perros, tal como por la desnutrición y absoluta falta de salud y también higiene de los animales, y fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Castuera.

Ante esta situación, la Guardia Civil ten en cuenta que el castigo animal es un delito contemplado en el producto 337 del vigente Código Penal, con lo que el supuesto creador se encara a penas de cárcel de hasta un año y también inhabilitación de hasta tres años para el ejercicio de profesión, trabajo o comercio que tenga relación con animales, que tienen la posibilidad de agravarse la pena por la desaparición de los animales, hasta 18 meses de prisión y 4 años de inhabilitación.

Más información

Investigado un vecino de Zalamea de la Serena por tener cinco perros en condiciones precarias y anémicos

Noticias de hoy más vistas