• miércoles 1 de febrero del 2023

La Audiencia de Cáceres repudia una revisión como condena de 9 años y 6 meses por una agresión sexual con crueldad

img

CÁCERES, 5 Dic.

La Sección Segunda de la Audiencia provincial de Cáceres ha desechado la petición de revisión de una condena de nueve años y seis meses de prisión impuesta por el delito de agresión sexual, concurriendo la agravante de vínculo y compensadas la agravante de género y la atenuante de trastorno de la personalidad.

La defensa solicitó la rebaja de la pena a siete años y seis meses tras la entrada en vigor de la Ley Orgánica diez/2022 de garantía de la independencia sexual, famosa como ley de 'Solo sí es sí', lo que fué rechazado.

La Sala arguye que en la revisión únicamente debe apreciar si sigue la proporcionalidad de la pena, en expresiones del Tribunal Supremo, "no solo sabiendo el límite máximo y el mínimo, sino más bien asimismo según con los datos y las situaciones que constan en la sentencia a comprobar".

En esta situación, semejantes situaciones, y particularmente el empleo de la crueldad que empleó el culpado para torcer la intención de la víctima, deja a efectos penalógicos declarar que la pena de nueve años y seis meses de prisión "todavía es proporcionalidad, y por consiguiente, que no procede a su revisión", apunta el Tribunal Superior de Justicia en publicación oficial.

Asimismo sostienen que al constituir la novedosa modalidad agravada el hecho que en la sentencia condenatoria formaba la agravante de vínculo (y no la agravante de género, como equivocadamente arguye la defensa), esa situación "por el momento no puede ser tenida presente a efectos agravatorios".

En esta situación, señala el coche, la pena de nueve años y seis meses de prisión, está en el margen penalógico predeterminado en la novedosa regulación, y en este, en su mitad inferior (que comprende desde los siete hasta los once años), lo que piensa que, de conformidad con esta novedosa normativa, "prevalecería la relevancia de la atenuante sobre la agravante".

En esta situación además de esto, influye la Sala, el cuidado de la pena impuesta en la sentencia estable "no vulnera el principio de proporcionalidad". La pena se integra en la mitad inferior de la que correspondería con la novedosa regulación, lo "que hace predominar el efecto atenuatorio del trastorno de la personalidad sobre el efecto cualificador de la agravante de género", insisten desde la Sala.

Además, en el hecho se dio una situación que, en la legislación aplicada en la sentencia que se quiere comprobar, cualificaba el delito de agresión sexual en oposición al de abuso sexual, como es el empleo de la crueldad para torcer a la víctima.

En la novedosa legislación ese empleo de crueldad pasa a ser una "situación del hecho" que debe ser ponderada en la individualización de la pena y que en la medida en que revela una mayor antijuridicidad de la acción, debe conducir, de ordinario, a la imposición de una lástima mayor a la que procedería si esa situación del empleo de la crueldad o intimidación no hubiese concurrido.

La salón concluye que no puede, por consiguiente, en estas situaciones, operar el automatismo aritmético que quiere la defensa. El coche, que tiene el informe desfavorable del Ministerio Fiscal para efectuar la revisión, no es estable y pude ser recurrido en apelación frente a la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Más información

La Audiencia de Cáceres repudia una revisión como condena de 9 años y 6 meses por una agresión sexual con crueldad