• sábado 28 de enero del 2023

La Cueva de Maltravieso de Cáceres se reabre al público una vez por semana con un aforo de cinco personas

img

Se reanuda una prueba conduzco para investigar de qué forma influye la presencia humana en las pinturas rupestres

CÁCERES, 13 Oct.

La Cueva de Maltravieso de Cáceres se reabrirá al público desde el próximo día 28 de octubre en una visita semanal los viernes a las once de la mañana y para un conjunto achicado de cinco personas que van a ser escogidas por sorteo, anterior inscripción en una web de la Consejería de Cultura y Turismo. El paseo va a durar una hora y incorporará con las explicaciones de un técnico especializado.

Las visitas se generarán a lo largo de los próximos seis meses y la idea pertenece a una prueba conduzco que se inició en 2019 y que hubo que suspender gracias a la pandemia. Está enmarcado en el emprendimiento europeo First Art del programa Interreg con un presupuesto total de 500.000 euros, de los que la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura contribuye 330.000 euros.

El propósito es investigar de qué manera influye la presencia humana en las pinturas de manos, datadas de hace mucho más de 60.000 años, y consideradas por ciertos estudiosos como la primera expresión de arte prehistórico. Según los desenlaces del estudio se determinará si se abre la cavidad al público y a los estudiosos como, por poner un ejemplo, al Equipo de Primeros Pobladores de Extremadura (EPPEx) que llevan desde 2008 sin poder trabajar en la gruta.

De hecho, Maltravieso se abrió en el mes de abril de 2019 para arrancar este emprendimiento conduzco y entonces se fijaron tres visitas de 4 personas, a lo largo de un par de días por semana, que fueron los martes, en el momento en que había 2 visitas, y cada sábado, con una visita.

No obstante, los datos recogidos por los estudiosos de esas primeras visitas, y que fueron analizados en este tiempo de pandemia que estuvo clausurada, han aconsejado achicar el número de entradas a una por semana puesto que, a falta de los desenlaces finales, se demostró que con la presencia humana incrementa el nivel de CO2 en la cavidad y la proliferación de microrganismos que tienen la posibilidad de perjudicar a las pinturas de las manos.

Así lo ha señalado el arqueólogo y jefe de la sección de Arqueología de la Consejería de Cultura, Hipólito Collado, que ha señalado que, en esta segunda etapa, se han limitado las visitas del emprendimiento conduzco para proteger las pinturas, puesto que la presencia humana "hace dolencias que hay que intentar impedir y eludir".

"En este momento vamos a estar seis meses mucho más con la apertura al público y analizaremos si tenemos la posibilidad de continuar con este programa de visitas o si debemos ser todavía mucho más restrictivos", ha señalado el arqueólogo, quien ha recordado que asimismo hay que estudiar si se puede hacer dentro de la gruta un emprendimiento de investigación con excavaciones o movimientos de tierra. "Todo eso va a haber que estudiarlo", ha sentenciado.

Collado ha recordado que el yacimiento de la Cueva de Maltravieso "es completamente inusual" y de ahí que hay que preservarlo, al paso que ha recordado que en los aledaños de la región hay otras grutas como El Conejar, Santa Ana, o las últimamente aparecidas en las proyectos de la ronda Sureste, que tienen la posibilidad de ser asimismo objeto de investigación sin poner en riesgo el descubrimiento de Maltravieso.

Como apunte para aguantar la proposición del daño que puede realizar a las pinturas cualquier variantes del ámbito del interior de la gruta, indicó que el incendio que se causó este verano en el ambiente del Parque Nacional de Monfragüe provocó que se triplicara la existencia de CO2 dentro de la gruta debido al humo que llegaba de un fuego a varios km de distancia.

El arqueólogo ha acompañado este jueves a la consejera de Cultura y Turismo, Nuria Flores, y al alcalde de Cáceres, Luis Salaya, en una visita al centro de interpretación de la gruta, donde dieron a entender nuevos elementos para hacer una visita virtual en tres dimensiones al interior de la cavidad.

"Hablamos de una puesta en valor de este elemento familiar tan esencial del arte prehistórico del Paleolítico del suroeste peninsular", ha señalado Flores, quien apostó por el turismo familiar y cultural de la zona.

Respecto a retomar la investigación del conjunto de Primeros Pobladores, Flores ha recalcado que, en relación finalize este estudio conduzco y se analice de qué manera y de qué forma la gruta aguanta la presencia humana, se determinará si tienen la posibilidad de ingresar estudiosos o no.

Por su parte, el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, mostró su satisfacción por la reapertura de las visitas a la gruta, pero ha defendido que la prioridad es la preservación del patrimonio puesto que "la gruta paga un precio por ser visitada", dijo, con lo que hay que limitar las visitas y animó a los cacereños y turistas a que se aproximen al centro de interpretación a fin de que conozcan los descubrimientos por medio de la reproducción tres dimensiones.

Un sistema que servirá para crear la neocueva en la explanada a escala real y con exactamente las mismas condiciones internas. Un emprendimiento que va a ser financiado por medio de los fondos de europa del Plan de Recuperación y Resiliencia y que incluye una rehabilitación de la Ribera del Marco con la limpieza de caminos y adecuación de caminos para "renaturalizar" la región y conectar Maltravieso con el centro de la región por medio de este corredor verde.

Respecto a la construcción de la neocueva, que se va a levantar en la explanada de la gruta, el arqueólogo ha señalado que no va a perjudicar a la original pues ahora hay una base tecnológica donde se fundamentará el prototipo a escala real que va a ser efectuada por un computador, con lo que está garantizada la integridad absoluta de las representaciones del interior de la gruta.

El nuevo vídeo que se proporciona en el centro de interpretación va a ser la base para la construcción de la réplica de la gruta, pues ahora está todo digitalizado y reproducido todo cuanto proporciona el interior.

Más información

La Cueva de Maltravieso de Cáceres se reabre al público una vez por semana con un aforo de cinco personas