• sábado 28 de enero del 2023

La época de celo de los corzos proporciona en La Siberia extremeña un año mucho más el espectáculo de la berrea

img

HELECHOSA DE LOS MONTES (BADAJOZ), 5 Oct. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

La comarca de La Siberia en Extremadura, región declarada Reserva de la Biosfera, proporciona estos días el espectáculo natural de la berrea de los corzos, la época de celo de estos animales cuyos machos emiten un especial sonido de reclamo a las hembras y para marcar territorio hacia otros machos.

Así, tanto al amanecer como al atardecer, la comarca se llena del sonido de estos animales ofertando un espectáculo natural que es reclamo turístico para esta región que este año vió incrementado el número de visitantes gracias a este fenómeno.

De este modo lo aseguró el guía de ecoturismo Álvaro Sánchez, en afirmaciones a Europa Press Televisión, quien ha asegurado que "este año se ha sentido bastante" el incremento de turistas después de los un par de años de pandemia y "quizá vaya a mucho más".

Ante ello, Sánchez ha letrado por "comenzar a regular" o "proponerse" hacer mucho más zonas desde las que los turistas logren ver y oír la berrea de manera "sostenible" y "sin masificar" pues es una actividad que "necesita cierto silencio" y "calma".

No obstante, este guía de ecoturismo ha reconocido que este incremento de visitas es "bueno" para la economía de la región y "es deseable que vaya a mucho más" y ha subrayado que les llena de "orgullo" que han acudido turistas desde País Vasco, Málaga o Barcelona.

Además, en estos días la berrea coincide con la ronca de los gamos, un tanto mucho más tardía que la primera, que es asimismo el sonido de estos animales en época de apareamiento con lo que "hay ratos que es un espectáculo estar en el campo oyendo los 2 sonidos al unísono", aseguró Sánchez.

Finalmente, sobre La Siberia, ha señalado la "alucinante" pluralidad de ecosistemas que tiene puesto que tiene bosques, dehesas, roquedos donde anidan alimoches, cigüeñas negras o "la mayor colonia de buitres negros de la provincia de Badajoz", áreas de cultivos y "enormes zonas acuáticas" con cinco embalses.

"Debemos meditar de qué manera no eliminar el paraíso... el paraíso (La Siberia) está, en salvaje, en este momento es cuestión de ver de qué forma favorecer a la población más que nada, de qué manera contribuir a que la multitud joven se logre quedar en la comarca sin la necesidad de continuar saliendo fuera a buscar las lentejas", ha concluido.

Más información

La época de celo de los corzos proporciona en La Siberia extremeña un año mucho más el espectáculo de la berrea