• miércoles 1 de febrero del 2023

La madrugada de este domingo a las 03,00 van a ser las 02,00 horas y empezará el horario de invierno

img

Los nuevos estilos de vida y las medidas de ahorro energético ponen en duda en la UE las ventajas económicos, según el IDAE

MADRID/ MÉRIDA, 29 Oct.

La madrugada de este sábado al domingo a las 03,00 horas acabará el horario de verano y el reloj se retrasará hasta regresar a marcar las 02,00 horas para ofrecer de esta manera comienzo al horario de invierno, que se extenderá hasta el último domingo de marzo de 2023.

Un año mucho más se recobrará el horario de invierno, según la Directiva Europea del Cambio de Hora que se aplica en todos y cada uno de los Estados de la UE para conseguir un ahorro energético, pese a las inquietudes de la efectividad de esta medida en ese sentido.

Según estimaciones oficiales del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación podría lograr cerca de 300 millones de euros, el semejante al 5 por ciento del total. De esa cantidad, 90 millones corresponde al potencial de los hogares españoles, lo que piensa un ahorro de 6 euros por hogar y 210 millones sobrantes se ahorrarían en las edificaciones del terciario y en la industria.

Sin embargo, fuentes del IDAE han informado a Europa Press que verdaderamente no hay en España reportes actualizados que dejen garantizar que el cambio de hora lleve socios ahorros energéticos, puesto que el último estudio es de 2015.

Por ello, dan a conocer que en ningún caso se ha analizado el encontronazo en un contexto como este. Si bien, los estudios de cambio horario necesitan de un análisis prolongado en el tiempo para valorar ocasiones estacionarias.

En todo caso, observan que las novedosas demandas de eficacia energética en iluminación, en los sistemas de climatización y en los propios inmuebles, tal como la progresiva introducción del autoconsumo, alteran relevantemente los análisis que inicialmente se empleaban para calcular estos datos.

En esa línea, estas fuentes recuerdan que el cambio de hora se aprobó en una época diferente a la presente con hábitos de vida que podrían perjudicar en mayor medida al consumo energético.

Además, apunta que en este momento habría que tener en consideración otra situación que es dado que las jornadas de trabajo cambiaron y el trabajo a distancia se fué propagando, lo que provoca que las prácticas de los ciudadanos por el momento no coincidan tanto como antes en exactamente el mismo espacio-tiempo.

Si bien el IDAE señala que no hizo estudios, adelantos o trabajos en este ámbito en los últimos años, muestra que el informe mucho más de hoy lo realizó la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo en 2018.

Ese trabajo apunta que los cambios estacionales de hora tienen la posibilidad de generar ahorros pero son marginales y, por consiguiente, no hay seguridad de que las ventajas que consigan en todos y cada uno de los estados integrante. Asimismo, añade que si bien tienen la posibilidad de generarse ahorros de energía en iluminación, no es tan visible que ocurra lo mismo con la calefacción, que podría aun acrecentar su consumo.

En todo caso, el IDAE acepta que los desenlaces de ese informe son bien difíciles de interpretar por el hecho de que están influidos por causantes externos, como la meteorología o el accionar de los clientes.

Por ello, añade que en el contexto de hoy hay mecanismos mucho más importantes que el cambio horario en el momento de conseguir ahorros energéticos, como son la substitución de luces y aparatos por elecciones mucho más eficaces, garantizar que la capacidad contratada y la cuota eléctrica contratada es la correcta y también integrar pautas de ahorro en el hogar y en la compañía.

El enfrentamiento sobre el cambio horario en la Unión Europea empezó en 2018 en el momento en que la Comisión Europea efectuó una solicitud pública donde mucho más del 80 por ciento de los 4,6 millones de ciudadanos que participaron se presentaron en pos de terminar con los cambios de hora.

En base a este resultado, la Comisión ha propuesto, a idea de Finlandia, terminar esta práctica y que en el mes de marzo de 2019 se generara el último cambio de hora, pero la carencia de consenso entre los estados y las evaluaciones de encontronazo retrasaron la viable anulación del cambio horario.

Aunque la Comisión Europea aprobó la supresión del cambio de horario, en el mes de marzo del año en curso la comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo apostó por postergar hasta el año 2021 la supresión del cambio de hora bianual propuesto por la Comisión Europea para abril del año en curso, de manera que las capitales tuviesen mucho más tiempo para elegir si el país se queda con el horario de verano o el de invierno. Países como Portugal ahora decidieron que proseguirán con el cambio de hora estacional.

Las primeras disposiciones sobre el horario de verano se adoptaron en Europa en 1980 y desde el año 2000, con la citada directiva, han quedado establecidas las reglas que marcan su comienzo en el mes de marzo y su finalización en el mes de octubre.

El cambio de hora comenzó a generalizarse desde 1974, desde la primera crisis del petróleo, en el momento en que ciertos países eligieron adelantar el reloj para explotar mejor la luz del sol y consumir de esta manera menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y fué renovada consecutivamente cada 4 años.

Si bien, desde la aprobación de la Novena Directiva por el Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión en el mes de enero de 2001, el cambio se aplica con carácter indefinido. La Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.

En España, el Ejecutivo creó una comisión de 14 'sabios' para saber la conveniencia o no de remover el cambio de hora estacional y, en el caso de resolución afirmativa, elegir qué horario era mucho más conveniente, el de verano o el de invierno. La comisión presentó un informe en el que no llegó a ninguna "resolución concluyente", habida cuenta de la "cantidad considerable de consecuencias de encontronazo" que tiene esta medida en campos como el económico o el cultural.

Más información

La madrugada de este domingo a las 03,00 van a ser las 02,00 horas y empezará el horario de invierno