• sábado 28 de enero del 2023

Las lluvias de diciembre no previenen que embalses que proveen a cien.000 extremeños prosigan en situación de "urgencia"

img

MÉRIDA, 15 Ene.

Las rebosantes lluvias caídas a lo largo del mes de diciembre en una gran parte de Extremadura no fueron suficientes a fin de que los embalses de Tentudía, Llerena y Los Molinos en Tierra de Barros, de los que se proveen cien.000 extremeños, coninúen en situación de "urgencia" por sequía; un estado que perjudica a 9 Unidades Territoriales de Escasez (UTE) de la cuenca del Guadiana.

Según el último informe del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con datos a 31 de diciembre de 2022, y que recopila Europa Press, "el mes de diciembre ha supuesto un considerable alivio desde la perspectiva de la escasez en muchas zonas", y en las cuencas del Guadiana y Guadalquivir "las lluvias han tolerado corregir el déficit de humedad que tenía el lote tras múltiples meses muy secos, provocando escorrentías y aportaciones visibles a los embalses".

Sin embargo, "pese al alivio que estas lluvias suponen, no resuelven por si acaso solas una alarmante situación de escasez que se arrastra desde hace un tiempo", apunta el archivo.

Así, la demarcación del Guadiana sostiene 9 UTE en ámbito de "Emergencia" (Mácula Occidental, Jabalón-Azuer, Gasset-Torre de Abraham, El Vicario, Guadiana-Los Montes --todas y cada una ellas en la cuenca alta--, Sistema General, Molinos-Zafra-Llerena, Alange-Barros y Tentudía) y 4 UTE en "Alarma" (Gigüela-Záncara, Villar del Rey, Piedra Aguda y Chanza-Andévalo). Las 8 sobrantes están en "Prealerta" (5) o "Normalidad" (3).

No obstante, aclara el ministerio, es conveniente apuntar que en algún caso la mejora no se puede ver todavía en los niveles gracias a las condiciones de salida de exactamente los mismos que establece el Plan Especial de Sequías del Guadiana. Es la situacion del Sistema General, que a efectos prácticos puede considerarse en "Alarma" en lugar de en "Emergencia", o el de las 3 últimas UTE mentadas en "Alarma", que llegaron ahora a una restauración que puede compararse a la "Normalidad" o "Prealerta".

Hay que rememorar que por la UTE del Sistema General de la cuenca del Guadiana transcurren los embalses de Cijara, García de Sola, Orellana, Zújar, Montijo, Cancho del Fresno, Gargáligas, Alcollarín, Búrdalo, Cubilar, Ruecas, Sierra Brava; y el de La Serena, el mucho más grande de España y el tercero mayor de Europa.

Lo es cierto que las lluvias de diciembre han supuesto que el agua embalsada en la cuenca del Guadiana se haya aumentado en 1.000 hm3, mucho más de diez puntos por arriba que un mes antes y superando en mucho más de 2 puntos la media de almacenaje de hace un año.

El informe del ministerio ten en cuenta que la Mancomunidad de Tentudía (20.460 pobladores) aprobó en el último mes del año de 2021 la declaración institucional de la situación de Emergencia, y desde ese momento viene aplicando medidas de restricción de consumos y fuentes elecciones de suministro.

A este respecto, la Confederación Hidrográfica del Guadiana está corriendo las proyectos de urgencia de aporte de elementos de agua subterránea a la Mancomunidad de Tentudía, con las que se prevé complementar el aporte de los pozos de urgencia que ya están a través de novedosas captaciones y otras actuaciones complementarias que dejen asegurar el suministro en un corto plazo.

"Los nuevos sondeos dan excelente resultados. La solución de futuro es el Proyecto de interconexión de los embalses de Los Molinos y Tentudía, la otra actuación declarada de urgencia a través del RDL 4/2022", señala el informe, en el que se avanza que "se prevé ofrecer comienzo en las próximas semanas a los trabajos de asesoría para la redacción del emprendimiento de optimización urgente de los abastecimientos de agua en la región centro-sur de la provincia de Badajoz, que tienen dentro, por ejemplo, la definición de las proyectos primordiales para esta interconexión".

En relación a La UTE de Molinos-Zafra-Llerena, de la que dependen las mancomunidades de los Molinos y de Llerena (83.060 pobladores en conjunto), "ha entrado en situación de Emergencia". Por ello, se estuvieron movilizando elementos desde el embalse de Los Molinos para el abastecimiento de la Mancomunidad de Llerena según las determinaciones del Plan Especial de Sequía.

"Las precipitaciones del mes de diciembre solamente se dejaron ver en esta UTE, siendo hoy día el volumen útil guardado por los dos embalses de menos de 8 hm3, situación que se ve agravada por los inconvenientes en la toma de abastecimiento de los Molinos y la calidad del agua en el embalse", señala el ministerio.

Ambas mancomunidades "tienen que proseguir aplicando las medidas previstas en sus proyectos de urgencia frente ocasiones de sequía, intentando encontrar la reducción de los consumos y el aporte de elementos alternos a través de los pozos de sequía libres en la UTE".

El emprendimiento de optimización urgente de los abastecimientos de agua en la región centro-sur de la provincia de Badajoz, antes citado, incluye distintas actuaciones de optimización de estos abastecimientos, y "se estudia la oportunidad de acometer como obra de urgencia alguna de estas actuaciones parciales que deje calmar la situación del sistema".

Por otro lado, el archivo apunta que las precipitaciones de diciembre mejoraron levemente la situación en las UTE de Sistema General y Gasset-Torre de Abraham. Sin embargo, según con la disponibilidad de hoy de recurso, aún se requeriría la restricción de las dotaciones de riego en la próxima campaña, que, en el Sistema General (indicio sobre el umbral de Alarma), sería inferior al 40%, al tiempo que para los riegos dependientes del sistema de Gasset-Torre de Abraham podría rondar el 60%.

La situación en la UTE del Vicario es afín a la del año pasado, con el embalse bajo el mínimo de explotación y ninguna disponibilidad para este empleo.

En las UTE que dependen de aguas subterráneas (Mácula Occidental I, Gigüela-Záncara y Alange-Barros) se propuso, exactamente la misma en las campañas precedentes, el ajuste de las extracciones por medio de los Regímenes Anuales de Extracción (RAE), y de esta forma se ha movido a las Juntas de Explotación de las masas de agua subterránea perjudicadas. Si se revierte la situación de Emergencia/Alarma en esas UTE se van a levantar los cambios propuestos.

Más información

Las lluvias de diciembre no previenen que embalses que proveen a cien.000 extremeños prosigan en situación de "urgencia"