• miércoles 07 de diciembre del 2022

Las reservas del Tajo y del Guadiana prosiguen bajando en la última semana hasta el 35,5 y el 23,4%, respectivamente

img

MADRID/ MÉRIDA, 4 Oct.

La reserva de la cuenca del Guadiana ha bajado a lo largo de la última semana tres décimas, hasta situarse en el 23,4 por ciento de su aptitud total, al paso que la del Tajo está el 35,5 por ciento, tras reducirse en 4 décimas.

En el grupo del país, las precipitaciones de la última semana no han logrado frenar el descenso del volumen de agua embalsada, que esta semana ha caído hasta el 31,9 por ciento de su aptitud total, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), que señala que esta semana la reserva hidráulica guarda 17.924 hectómetros cúbicos de agua. Se trata de la peor situación en 27 años.

Esta semana los embalses perdieron 345 hectómetros cúbicos, lo que representa el 0,6 por ciento de su aptitud total más allá de que las precipitaciones fueron rebosantes en la vertiente Atlántica y han perjudicado en menor medida a la Mediterránea. La máxima se ha recogido en Bilbao, con 87,7 litros por metro cuadrado.

En preciso, ahora mismo los embalses guardan un 35,90 por ciento menos agua que la media de los últimos diez años (27.965 hm3), una diferencia de diez.041 hectómetros cúbicos. Respecto a exactamente las mismas datas de hace un año, la reserva hidráulica es un 20,13 por ciento menor.

La peor situación está en el ámbito de la cuenca del Guadalquivir cuyas reservas están al 19 por ciento.

Por ámbitos la reserva está al 67,1 por ciento en Cantábrico Oriental; al 56,3 por ciento en Cantábrico Occidental; al 51,6 por ciento en Galicia Costa; al 71,4 por ciento, las cuencas internas del País Vasco; al 65,1 por ciento en Tinto, Odiel y Piedras y Júcar, al 52,2 por ciento.

Mientras, están bajo la mitad de su aptitud la cuenca del Miño-Sil, que está al 43,7 por ciento; el Duero, al 29,9 por ciento; Tajo, al 35,5 por ciento; Guadiana, al 23,4 por ciento; Guadalete-Barbate, al 23 por ciento; la Cuenca Mediterránea Andaluza al 38 por ciento; Segura, al 33,9 por ciento; Ebro, al 36,2 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 37,5 por ciento.

Los datos históricos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico otorgados a Europa Press reflejan que desde el instante en que han comenzado los registros de agua embalsada en 1990 solo en 1995 estuvieron mucho más bajos en esta semana, la número 40 del año. Así, si en este 2022 están al 31,95 por ciento, en 1995 se ubicaban en el 26,13 por ciento.

Más información

Las reservas del Tajo y del Guadiana prosiguen bajando en la última semana hasta el 35,5 y el 23,4%, respectivamente