• miércoles 30 de noviembre del 2022

Licitada la redacción del emprendimiento de trazado y construcción del tramo de la A-58 entre Bótoa y Badajoz por 2,4 millones

img

MÉRIDA, 24 Oct.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha licitado por 2,4 millones de euros (IVA incluido) el contrato de servicios para la redacción del emprendimiento de trazado y construcción del tramo de la A-58 (Trujillo-Cáceres-Badajoz) entre Bótoa y Badajoz, en la provincia de Badajoz. Próximamente se publicará el aviso pertinente en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El trazado de la A-58 entre Cáceres y Badajoz discurrirá simultáneamente a la carretera N-523. Dicha nacional, vieja EX-100, fue cedida al entonces Ministerio de Fomento (de hoy Mitma) por la parte de la Junta de Extremadura a través del Real Decreto 334/2019, de 26 de abril, sobre cambio de titularidad de la carretera EX-100, de Cáceres a Badajoz, en pos del Ministerio de Fomento, y consiguiente modificación de la Red de Carreteras del Estado. Con ello, la carretera EX-100 pasó a ser parte de la Red de Carreteras del Estado como N-523.

El objeto del emprendimiento va a consistir en desarrollar, con el nivel de aspecto exigible a un emprendimiento de trazado y a un emprendimiento de construcción distintas actuaciones, con un presupuesto estimado de 80,7 millones de euros (IVA incluido), enseña en publicación oficial el Mitma.

En preciso, entre los km 66,5 y 76,5 de la N-523, se proyectará un tramo de autovía sobre la base del emprendimiento de trazado redactado por la Junta de Extremadura, con restricción total de accesos y caminos de servicios laterales conectados con el leño mediante nudos. Se incluye además de esto en el ambiente del quilómetro 73, el 'Link de Valdebótoa' al objeto de conectar las vías de servicio primordiales para reordenar los accesos que ya están y accionar como ingreso al núcleo urbano secundario de Bótoa.

Asimismo, entre los km 76,5 y 80,25 de la N-523, se diseñará la transformación de la carretera N-523 en carretera multicarril a través de la duplicación de su calzada, diseñándose rotondas medias que dejarán reordenar los múltiples accesos a explotaciones agrícolas extensivas (zonas regables del Guadiana).

Igualmente, en el link entre la N-523 y la A-5 se van a estudiar y proyectarán novedades puntuales.

Así, tras la licitación el pasado 11 de septiembre de las proyectos del tramo de la A-58 entre la autovía A-66 y Río Ayuela, el Ministerio de Transportes prosigue impulsando las infraestructuras viarias en Extremadura, progresando las conexiones entre Cáceres y Badajoz.

Más información

Licitada la redacción del emprendimiento de trazado y construcción del tramo de la A-58 entre Bótoa y Badajoz por 2,4 millones

Noticias de hoy más vistas