• miércoles 07 de diciembre del 2022

Publicadas las ubicaciones de actuación urgente para las prácticamente 6.000 hectáreas asoladas por el fuego en Las Hurdes y Miravete

img

MÉRIDA, 14 Sep.

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) recopila el día de hoy las resoluciones acordadas en Consejo de Gobierno de la Junta por el que se declaran como Zona de Actuación Urgente (ZAU) las superficies forestales perjudicadas por los incendios declarados en el mes de julio en la comarca de Las Hurdes y la Sierra de Miravete, que suman prácticamente 6.000 hectáreas, tal como la herramienta pública de los trabajos que se están haciendo en los terrenos forestales comprendidos en ella.

Ambas afirmaciones se basan en la grave situación en que quedaron los terrenos, y en la urgencia con la que debe de actuarse en el ámbito forestal para mitigar varios de los efectos negativos por interés general, con lo que se trabaja tanto en terrenos públicos como privados.

Las actuaciones que se comenzaron la semana anterior argumentan al Plan de Actuación desarrollado por la Dirección General de Política Forestal en el que se describen daños registrados y su cuantificación, los efectos del incendio sobre la vegetación, y los trabajos a efectuar para corregir las lamentables secuelas del fuego, tal como las preferencias.

Para la ejecución de las medidas contempladas en tal plan se ha pedido la colaboración a la Administración General del Estado, a través del Ministerio de Transición Ecológica, para efectuar actuaciones en conjunto con la Dirección General de Aguas, la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación.

El fuego arrasó en Las Hurdes una área de 3.323 hectáreas en los términos municipales de Ladrillar (3.076,83), Nuñomoral (245,96) y Casares de las Hurdes (0,44); al paso que en la de Campo Arañuelo (Sierra de Miravete) y región de predominación del Parque Nacional de Monfragüe afectó a una área de 2.755 hectáreas en los términos municipales de Casas de Miravete (1.714,37 ha), Jaraicejo (993,42 ha) y Romangordo (47,24 ha), comunica la Junta en una publicación oficial.

En las resoluciones publicadas este miércoles se dispone la contratación de urgencia de las actuaciones para la restauración de la cubierta vegetal, como contemplar con paja las laderas de mayor pendiente para eludir que las escorrentías arrastren el suelo y la ceniza, reducción de la emisión de sedimentos y de la colmatación de embalses y presas, tal como eludir polución de aguas superficiales y subterráneas.

También acciones de prevención en frente de la proliferación de plagas en las masas forestales no perjudicadas por el incendio, beneficiar la regeneración natural de la flora, de la fauna y protección del regenerado.

Además, se levarán a cabo tareas de restauración de infraestructuras dañadas por el incendio, autorizar a sucesos de los terrenos para la corta y extracción de la madera perjudicada en un período de tres meses; autorizar el pastoreo en las ubicaciones en las que hoy en día se está realizando, siempre y en todo momento con cargas ganaderas iguales o inferiores a las presentes.

Para ello se edificarán cordones de defensa o fajinas con madera y piedra, asimismo se van a levantar albarradas, que son construcciones acometidas en cauces, acantilado, canales de desagüe o cárcavas, posicionadas perpendicularmente al fluído del agua, entre otros muchos trabajos explicados en el DOE, como fragmentado y retirada de madera, construcción de accesos y pistas para los trabajos de restauración.

Más información

Publicadas las ubicaciones de actuación urgente para las prácticamente 6.000 hectáreas asoladas por el fuego en Las Hurdes y Miravete