Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Reservas del Guadiana a un preocupante 23,5% y las del Tajo al 46%

Reservas del Guadiana a un preocupante 23,5% y las del Tajo al 46%

La reserva de agua embalsada en España está alcanzando niveles preocupantes, siendo la cuarta cifra más baja en estas fechas desde que se tienen registros. Sólo en los años 2022, 1994 y 1995 se registraron valores inferiores.

La cuenca del Guadiana se encuentra en una situación crítica, con solo el 23,5% de su capacidad total de agua embalsada. Mientras tanto, la reserva en la cuenca del Tajo se sitúa en un 46% de su capacidad.

En toda España, la reserva de agua ha disminuido nuevamente esta semana, a pesar de las últimas lluvias. Se han perdido 407 hectómetros cúbicos, lo que representa un 0,7% de la reserva total. Según el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, actualmente hay 19.368 hectómetros cúbicos, lo que equivale al 34,6% de la capacidad total.

Esto significa que los embalses actualmente tienen un 27,82% menos de agua que el promedio de los últimos diez años, pero almacenan un 10,05% más de agua que en la misma semana del año pasado. En resumen, es la cuarta cifra más baja en 33 años.

Las lluvias de esta semana han afectado principalmente a la vertiente Atlántica y en menor medida a la vertiente Mediterránea. Barcelona ha sido la ciudad más beneficiada, con una precipitación de 51,6 litros por metro cuadrado.

En cuanto a las cuencas hidrográficas, algunas se encuentran en mejor estado que otras. Cantábrico Oriental tiene un 78,1% de su capacidad llena, Cantábrico Occidental está al 70,4%, Miño-Sil al 56,4%, Galicia Costa al 53,4%, las cuencas internas del País Vasco al 66,7% y Guadalete-Barbate al 51,1%.

Por otro lado, la mayoría de las cuencas hidrográficas están por debajo del 50% de su capacidad total. El Duero se encuentra al 41,3%, el Tajo al 46%, el Guadiana al 23,5%, el Guadalete-Barbate al 15,1%, el Guadalquivir al 17,9%, la cuenca Mediterránea Andaluza al 22,5%, el Segura al 22,9%, el Júcar al 47,1%, el Ebro al 33,3% y las cuencas internas de Cataluña al 20,7%.

Si se excluye el año pasado, cuando la reserva hidráulica era del 31,39%, hay que remontarse a 1995 para encontrar una cifra más baja en las embalses en esta misma semana, con un 25,52%. En 1994, la reserva era del 33,83%. Por lo tanto, esta semana de 2023 marca la cuarta con menos agua embalsada desde 1990, hace 33 años, cuando comenzaron los registros de la reserva hidráulica.