• jueves 30 de marzo del 2023

Transportes adjudica por 79 millones las proyectos del primer tramo de la autovía A-58 entre Cáceres y Badajoz

img

MÉRIDA, 14 Feb.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha adjudicado por 79 millones de euros (IVA incluido) el contrato de proyectos del tramo comprendido entra la A-66 y el río Ayuela de la autovía A-58 (Trujillo-Cáceres-Badajoz), en la provincia de Cáceres.

Estas proyectos suponen la construcción del primer tramo de la continuación de la autovía Extremeña (A-58), que conectará Cáceres con Badajoz. Actualmente esa autovía está en servicio entre Trujillo y Cáceres.

Este tramo, de 13,5 km de longitud, tiene su comienzo en las cercanías de Cáceres, enlaza con la A-66, y discurre por los planos de Cáceres (pasando sobre los ríos Salor y Ayuela).

El trazado discurre de nordeste a suroeste, manteniéndose sensiblemente paralelo a la traza de la N-523 por el oeste de exactamente la misma. Dicha carretera N-523, vieja EX-100, fue cedida al entonces Ministerio de Fomento (de hoy Mitma) por la parte de la Junta de Extremadura a través del Real Decreto 334/2019, de 26 de abril, sobre cambio de titularidad de la carretera EX-100, de Cáceres a Badajoz, en pos del Ministerio de Fomento, y consiguiente modificación de la Red de Carreteras del Estado. Con ello, la carretera EX-100 pasó a ser parte de la Red de Carreteras del Estado como N-523.

El comienzo del trazado entiende la ampliación de la glorieta que existe en la N-523 para ofrecer ingreso al vecindario de Aldea Moret por el sur, comunica en publicación oficial el Ministerio de Transportes.

A partir de este punto, se proyecta un tramo de link con la A-66, desarrollado basado en llenar un trébol con vías colectoras en ámbas autovías. La A-58 incorporará en esta región de link con una mediana achicada de 2 metros. Por su parte, la N-523 se restituye al este de la que existe, alcanzando la glorieta de Aldea Moret de forma sin dependencia a la A-58.

El trazado de la A-58 discurre por los planos de Cáceres al oeste de la N-523, eludiendo la afección a las ubicaciones edificadas que ya están. A los seis km de su comienzo, se dispondrá un link y un vial de servicio de precisamente 500 metros que conecta con la N-523 a través de una glorieta.

El paso sobre el río Salor se efectúa a través de un viaducto con una luz de 75 metros. El final del tramo termina pocos metros antes del cruce de la A-58 con la N-523.

En el emprendimiento se han contemplado un total de 12 construcciones (nueve pasos superiores, 2 viaductos (uno sobre la A-66 y otro sobre el río Salor), y un paso inferior), tal como la reposición de servicios damnificados, proyectos de drenaje y otras proyectos complementarias así como cerramientos, estaciones de aforo o canalizaciones de fibra óptica.

Más información

Transportes adjudica por 79 millones las proyectos del primer tramo de la autovía A-58 entre Cáceres y Badajoz