• miércoles 30 de noviembre del 2022

Un protocolo de actuación policial y judicial ahonda en la particular protección de menores y atacables extremeños

img

CÁCERES, 8 Jul.

Un nuevo protocolo de actuación policial y judicial de ámbito territorial que quiere reforzar en la particular protección de víctimas menores de edad y de personas con mayor puerta de inseguridad fué firmado este viernes en el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx).

El Protocolo de Actuación Policial y Judicial en los Supuestos con Víctimas Menores y Personas Necesitadas de Especial Protección fué suscrito por la presidenta del TSJEx, María Félix Tena Aragón, el Fiscal Superior de la Comunidad Autónoma, Francisco Javier Montero Juanes, la asesora organizadora de Cáceres por delegación del Secretario de Gobierno del TSJEx, María del Mar Gómez Cintas, el General Jefe de Zona de la Guardia Civil, José Luís Gómez Salinero y el Comisario Jefe Provincial de Cáceres por delegación del Comisario Jefe Principal, Carlos Soria Alonso.

Así, María Félix Tena ha recordado que en 2014 se firmó un protocolo en este sentido de ámbito provincial en Cáceres y que en este momento se hizo una actualización con la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal ahondando en la protección de la víctima y que será de app en toda la Comunidad Autónoma.

Tena Aragón ha señalado tras la firma que se avanza en protección de las víctimas menores de edad y de particular puerta de inseguridad pues no se queda solo en las primeras diligencias policiales y judiciales, sino se hace un acompañamiento en todo el desarrollo de enjuiciamiento, sentencia y notificación para proteger a estas personas necesitadas de particular atención, apunta en publicación oficial el TSJEx.

De igual modo, mostró su deseo de que las probables víctimas al saber de esta novedosa herramienta "se animen a ofrecer el paso de denunciar al sentirse mucho más protegidas".

En preciso, la intención del protocolo es que el trato y participación precisa o facultativa de la viable víctima en el momento en que se intente menores o personas necesitadas de particular protección sea lo menos traumática viable.

Para ello, en el comienzo de las actuaciones policiales se evitará, dentro de lo posible, tomar declaración a estas personas, pero si es indispensable se va a hacer en un ambiente conveniente para el declarante y en presencia de personal especializado aparte de su gerente legal.

En el en el caso de que la declaración se realice en las actuaciones judiciales, del mismo modo se va a hacer en un ambiente conveniente, se aconseja que se haga con asistencia del sicólogo forense y el instructor y las partes proseguirán exactamente la misma desde una estancia diferente.

El propósito es que esta sea la única ocasión donde el menor o la persona necesitada de particular atención deban relatar los hechos sobre los que versa la instrucción, eludiendo con esto una revictimización.

En la etapa de enjuiciamiento el protocolo prevé que en la situacion de no existir una prueba preconstituída con las afirmaciones de estas personas, la citación se va a hacer en hora o día diferente al resto de presentes y peritos para eludir la confrontación con el atacante.

Asimismo, el juicio se festejará a puerta clausurada para eludir una vulneración de su privacidad.

En cuanto a la sentencia, la notificación a las partes se va a hacer en lo personal y no por vía telemática para eludir el ingreso a terceros extraños al trámite, y a los medios se les entregará una copia que contendrá solo el fallo.

Más información

Un protocolo de actuación policial y judicial ahonda en la particular protección de menores y atacables extremeños

Noticias de hoy más vistas