• miércoles 30 de noviembre del 2022

Usan el pastoreo como herramienta precautoria contra el fuego en el Valle del Río Guadarranquejo

img

MÉRIDA, 12 Oct.

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio prosigue con la restauración del pastoreo como herramienta precautoria contra el fuego en el Valle del río Guadarranquejo, en la Sierra de Altamira, ubicada en el límite de las comunidades autónomas de Extremadura y Castilla-La Mácula.

A finales del mes de agosto, un pastor de Ciudad Real se puso en contacto con la Administración regional tras haber escuchado que la zona extremeña fomentaba el pastoreo en los montes públicos para la prevención de incendios forestales.

Tras este interés, desde la Dirección General de Política Forestal se estimó recobrar el pastoreo en el monte de herramienta pública Ventosillas, en el ayuntamiento de Alía, como herramienta precautoria, empezando así los trámites para su autorización, enseña la Junta de Extremadura en una publicación oficial.

Asimismo, se ha producido el traslado del ganadero y su familia al ayuntamiento de Alía, y el rebaño de 500 cabras comenzó a pastorear en el monte público, donde se estima que su tarea en la prevención de incendios, en este paraje, sea muy importante en los próximos meses.

Desde la consejería remarcan la colaboración en todo instante de la Dirección General de Política Forestal; el servicio de Sanidad Animal de la Dirección General de Agricultura y Ganadería; la Dirección General de Patrimonio; los agentes del Medio Natural de la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Alía.

La Consejería de Agricultura, utilizando los fondos Next Generation, se ha puesto en compromiso a facilitarle en los próximos meses una nave ganadera y una casa aneja en el monte.

Más información

Usan el pastoreo como herramienta precautoria contra el fuego en el Valle del Río Guadarranquejo

Noticias de hoy más vistas