• miércoles 07 de diciembre del 2022

Van al mercado las primeras Picotas del Jerte con Denominación de Origen Protegida

img

VALLE DEL JERTE (CÁCERES), 15 Jun.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte empezó a garantizar las primeras Picotas de las 4 variedades certificadas, específicamente, Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la mucho más apreciada por ser la que mucho más tiempo madura en el árbol al sol, y, por consiguiente, la mucho más dulce.

La presidenta del Consejo Regulador, Clara Prieto, ha comentado que la previsión de campaña de Picotas "va a ser de unos 4 a 5 millones de kilogramos de una increíble calidad". "Van a ser menos kilogramos que los aguardados en otros años, gracias a una floración tardía a consecuencia de la irregularidad climatológica", enseña Prieto.

La presidenta asegura que la campaña hasta la actualidad se muestra "bien", el tiempo es "permanente" y "por ahora no se prevén lluvias", lo que se traduce en "buenas novedades" para el Jerte, la Vera y el Ambroz en tanto que son estas condiciones meteorológicas las que garantizan la "increíble calidad de las picotas".

El propósito del Consejo Regulador DOP Cereza del Jerte para este año es que "el cliente sepa distinguir entre la genuina Picota del Jerte y la cereza sin rabo que se comercializa con el nombre de picota, intentando encontrar, para esto, el sello de calidad de la D.O.P. de España y de Europa, que hace aparición en la contraetiqueta", concluye.

La máxima calidad que garantiza la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es muy simple de conseguir en cualquier frutería merced a la contraetiqueta que acompaña cada caja de cerezas y picotas procedentes del Valle del Jerte.

Además, la certificación de las primeras Picotas de la DOP Cereza del Jerte coincide con la celebración del Día Internacional de la Picota, el 15 de junio. El propósito es anunciar las peculiaridades de este apreciado fruto, la Picota del Jerte DOP, que se desprende de su péndulo de manera natural; tiene mayor vida útil (mucho más de un par de semanas en frío) y si bien es pequeña, tiene bastante gusto.

En los meses de mayo, junio y julio las cerezas y picotas del Valle del Jerte son la fruta más especial del verano, y adjuntado con las varias características que poseen, se transforman en un ingrediente idóneo para integrar en el postre o la merienda de pequeños de todas y cada una de las edades.

En las cerezas y picotas del Jerte está un contenido elevado en flavonoides, tal como en vitaminas A y C, características que previenen la degeneración celular, con lo que incluirlo en la dieta desde pequeños asiste para impedir patologías degenerantes neuronales.

Además, forman un óptimo cúmulo de minerales como el hierro, el calcio, el fósforo o el potasio y de oligoelementos que previenen la anemia y cualquier género de carencia que acostumbran a se muestran a lo largo de los primeros años de la niñez.

Las cerezas del Jerte contienen grandes cantidades de antioxidantes lo que, aparte de muy buenas para la salud, impulsan los biorritmos de los pequeños ayudándoles a impulsar su actividad día tras día y beneficiar el sueño. A pesar de ser entre los frutos con menos calorías y menos grasos las cerezas tienen un prominente aporte energético al generar substancias como la serotonina y melatonina.

Asimismo, su contenido elevado en fibra optimización el tránsito intestinal y asiste para los pequeños en el desarrollo de la digestión, con lo que es conveniente explotar la temporada de cerezas del Jerte para incluirlas en su nutrición.

Las Cerezas y Picotas del Jerte son frutas pequeñas, idóneas para integrar en la dieta de los pequeños ya que son un alimento simple de comer en cualquier ubicación, esto les deja llevarlas al instituto, al parque o a la calle para merendar o almorzar sin precisar cubiertos como sí necesitan otras frutas. Al mismo tiempo forman un sustituto saludable de la bollería en la merienda y de la habitual manzana o pera que los pequeños tienen la posibilidad de comer a lo largo de todo el año.

Por otro lado, el fruto de la cereza tiene dentro azúcares de asimilación simple con lo que son muy correctas para los purés y las papillas de los bebés.

El jugo de la cereza tiene un contenido elevado en polifenoles que asisten a supervisar la inflamación y el mal por su acción calmante. Además, el jugo de cereza es una manera rápida y simple de tomar para esos pequeños que no les agrade comer fruta o que dispongan de poco tiempo para comerla. Por otro lado, el jugo de las Picotas del Jerte, siendo las que mucho más dulzor amontonan, se transforma una bebida completamente natural, con un color colorado intensísimo, que los pequeños hallan entretenida y dulce.

Todos esos copiosos provecho que da la cereza como fruto y que asisten al sistema inmune a resguardar el cuerpo contra anomalías de la salud, se ven de enorme manera potenciados en las cerezas y picotas con Denominación de Origen Protegida del Jerte. Esto sucede en parte importante por el particular precaución y cuidado de los cerezos del Valle y la obtenida del fruto en la temporada que corresponde, lo que deja conseguir unas cerezas y picotas mucho más frescas que en los cultivos intensos de los invernaderos donde pierden una gran parte de sus características.

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una forma natural, clásico y sin aditivos, lo que logra que las cerezas y picotas tengan un gusto único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etcétera. Tras una cautelosa selección caminando de árbol, según un estricto control de calidad, solo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

Las Picotas del Jerte son un producto único que se distingue por su gusto y tiernicidad. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito, pero hay mucho más especificaciones que las distinguen del resto: su textura sustanciosa y mucho más crocante, su tamaño de un calibre de menor tamaño - entiende desde los 22 a los 28 milímetros- y su gusto mucho más dulce y su color. Su cultivo natural y su obtenida y régimen habituales multiplican sus características y dejan que lleguen a los mercados en el instante óptimo para el consumo.

Finalmente, cabe rememorar que el Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para publicitar y garantizar el origen y la calidad de los artículos protegidos. Sus primordiales objetivos son dar a conocer la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, tal como publicitar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.

Más información

Van al mercado las primeras Picotas del Jerte con Denominación de Origen Protegida