Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Caja Rural de Extremadura galardona a los 20 estudiantes destacados de ESO y FP en las Becas Espiga

Caja Rural de Extremadura galardona a los 20 estudiantes destacados de ESO y FP en las Becas Espiga

CÁCERES, 16 Dic.

En el día de hoy, Caja Rural Extremadura ha entregado las Becas Espiga a los veinte estudiantes extremeños con los mejores expedientes académicos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Formación Profesional Básica y de Grado Medio del curso 2022-2023. La entrega de este galardón, dotado con 800 euros, tiene como objetivo reconocer el esfuerzo y la dedicación de los jóvenes de la región, a la vez que se fomenta la motivación por el conocimiento como una herramienta esencial para el desarrollo de Extremadura.

El acto de entrega tuvo lugar en el Museo Helga de Alvear de Cáceres y contó con la presencia de destacadas personalidades como la consejera de Educación, Ciencia y Formación Profesional, Mercedes Vaquera; la concejala de Turismo y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Cáceres, Raquel Preciados; el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, y el director general de la entidad, Juan Palacios.

La categoría de ESO premió a diez estudiantes, entre ellos Elena Daniel Cancho, del colegio Santo Ángel de la Guarda, de Badajoz; Hugo Hernández Reyes, del I.E.S. Doctor Fernández Santana, de los Santos de Maimona; Lidia Ayuso Izaguirre, del I.E.S Albarregas, de Mérida; Alejandro Tena Manzano, del I.E.S. de Castuera, y Andrés Cuevas González, del I.E.S. Jaranda, de Jarandilla de la Vera. También fueron galardonados Javier Alonso Amores, del colegio Santa Cecilia, de Cáceres; Irene Sánchez Santiago, del I.E.S. Fuente Roniel, de Fuente del Maestre; Paula Burgos Plata y Jesús Fernández de Castro Ramos, del I.E.S. Profesor Hernández Pacheco, de Cáceres, y Lucía Pereña Rubio, del I.E.S. Benazaire, de Herrera del Duque.

En la modalidad de Formación Profesional, se otorgaron las becas a Leticia Bermejo García, del I.E.S. Bembézar, de Azuaga; Marwan Tatk, del I.E.S. Francisco de Orellana, de Trujillo; Nerea Asencio Gómez, María José Clemente Tapia y María Mora Durán, del I.E.S. José Manzano, de Don Benito, y Ana Nerea Pérez Guiberteau y María Rodríguez González, del centro CDS Formación Profesional y Deportiva, de Badajoz. También fueron reconocidos José Luis Palomares Lozano, del centro Global Formación Profesional, de Don Benito, y María Isabel Declara Alonso y Susana Merino, del I.E.S. Javier García Téllez, de Cáceres.

En su discurso, el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, destacó el esfuerzo y el talento de los premiados, alentándolos a mantener su constancia y trabajo, así como a buscar la felicidad en lo que hagan. Además, reiteró la disposición de la entidad para ofrecer oportunidades de trabajo en el futuro dentro de la región.

Hugo Hernández Reyes, estudiante del I.E.S. Dr. Fernández Santana de los Santos de Maimona, aprovechó la ocasión para pedir que se valore más a las personas que a los números, destacando la importancia de la educación como pieza fundamental para el pensamiento independiente y la importancia de un espacio para la creatividad y el ocio.

Juan Francisco, del I.E.S. Javier García Téllez, habló en representación de la comunidad educativa en su discurso, resaltando la importancia de la Formación Profesional para preparar a los profesionales del futuro y promoviendo la colaboración entre centros educativos, empresas y la administración para favorecer la inserción laboral.

La consejera de Educación, Ciencia y Formación Profesional, Mercedes Vaquera, cerró el acto enfatizando la importancia de luchar por la región desde la cercanía y creer en la gente, afrontando las dificultades con coraje e ilusión para perseguir los sueños y las ideas.