Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Repeticiones electorales supondrían un "rotundo fracaso" para el proyecto del PP y Vox, dice Unidas por Extremadura.

Repeticiones electorales supondrían un

La diputada de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha dado su opinión acerca de una posible repetición electoral en la región. Según ella, esto supondría "el rotundo fracaso" del proyecto del PP y Vox y de las "políticas conservadoras" en la comunidad.

Tras la sesión constitutiva de la Asamblea, en la que se eligió presidenta de la cámara a la socialista Blanca Martín después de que PP y Vox no llegaran a un acuerdo, De Miguel ha afirmado que la "sombra de repetición electoral en Extremadura crece" y se hace "más alargada".

De Miguel ha defendido que si hubiera habido una mayoría progresista tras las elecciones de mayo, en esta jornada no solo se habría aprobado una Mesa de la Asamblea, sino que seguramente ya se contaría con un proyecto de gobierno de coalición para poder gobernar la región durante los próximos cuatro años.

En rueda de prensa, De Miguel ha criticado a los cinco diputados de Vox en Extremadura, a los que ha tachado de "meros títeres" del líder nacional de la formación, Santiago Abascal. También lamentó que en la constitución del parlamento extremeño se haya asistido a un "claro ejemplo" de lo que le "cuesta llegar a acuerdos a la derecha y a la extrema derecha".

La diputada ha considerado que lo visto durante esta jornada en el parlamento extremeño "obedece a una estrategia nacional de Vox y del Partido Popular, donde han demostrado que Extremadura no les importa absolutamente nada".

Asimismo, De Miguel ha defendido que un gobierno de coalición se construye "con diálogo y con acuerdo" y ha considerado "inaudito" que formaciones políticas que tienen las "mismas raíces" y que han "compartido espacio político" no hayan siquiera podido ponerse de acuerdo para poder acceder a la presidencia de la Asamblea o la Mesa.

Según la diputada de Unidas por Extremadura, ambas formaciones han demostrado que "no pueden entenderse" y que "no van a llegar a un acuerdo, básicamente, porque Extremadura les importa bastante poco".

"Porque si Extremadura les hubiera importado, se hubieran puesto de acuerdo, se hubieran sentado y hubieran llegado a un consenso. Pero no ha sido así porque, ya te digo, que esto obedece a una estrategia que está fuera de nuestra región, que son otros los actores y que Extremadura ha servido como un órdago al Partido Popular de Feijóo pero que, realmente aquí, quien está dirigiendo las cartas es el señor Abascal, los diputados de Vox ni pinchan ni cortan absolutamente nada aquí", ha recalcado De Miguel.