Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Escándalo en Zafra: Vecina investigada por desechar camada de cachorros en contenedor de basura.

Escándalo en Zafra: Vecina investigada por desechar camada de cachorros en contenedor de basura.

MÉRIDA, 31 Ene. - La Guardia Civil ha llevado a cabo la instrucción de diligencias contra una vecina de Zafra por ser la presunta autora de arrojar una camada de perros recién nacidos a un contenedor de basura.

A mediados de la pasada semana, los agentes del Puesto de Zafra fueron informados acerca del hallazgo de una bolsa en un contenedor de residuos sólidos urbanos que contenía cinco cachorros de perro.

Una persona que pasaba cerca del contenedor escuchó los gemidos de los animales y rescató una bolsa de entre la basura. Al abrirla, descubrió que se trataba de una camada de perros recién nacidos, lo cual era evidente por sus signos característicos. Los agentes iniciaron una investigación para esclarecer el presunto delito.

Gracias a la colaboración ciudadana, los agentes localizaron el domicilio de una vecina de Zafra, donde se creía que habían nacido los cachorros. Allí encontraron una perra adulta que había dado a luz recientemente y supuestamente su propietaria, con la intención de deshacerse de los animales, los metió en la bolsa y los arrojó al contenedor.

Con las pruebas incriminatorias, se ha instruido diligencias contra la presunta autora por un delito contra los animales. En caso de ser condenada, podría enfrentar hasta 18 meses de prisión y una inhabilitación de hasta 3 años para la tenencia de animales y otras actividades relacionadas con ellos.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Zafra, según informó la Guardia Civil en un comunicado de prensa.

La Guardia Civil ha destacado la importancia de la colaboración ciudadana tanto en el rescate de los animales como en la identificación del responsable de esta acción ilegal.

De esta manera, se ha logrado salvar la vida de los cinco cachorros, que han sido devueltos a los cuidados de su madre y se encuentran bajo la protección de una organización de protección animal en la localidad de Villafranca de los Barros.