Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

La reserva de agua en La Mancha registra niveles históricamente bajos: sólo el 23,9% en el Guadiana y el 47,4% en el Tajo.

La reserva de agua en La Mancha registra niveles históricamente bajos: sólo el 23,9% en el Guadiana y el 47,4% en el Tajo.

Diez de las 16 cuencas hidrográficas están experimentando una preocupante disminución en sus niveles de agua, con Guadalete-Barbate siendo la más afectada, apenas alcanzando el 15,8% de su capacidad total.

En la cuenca del Guadiana, la reserva se encuentra al 23,9% y en la del Tajo al 47,4% de su capacidad.

A nivel nacional, los embalses han perdido esta semana 384 hectómetros cúbicos, lo que representa un 0,7% del total. Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, actualmente los embalses cuentan con 20.098 hectómetros cúbicos, lo que significa que están al 35,9% de su capacidad total. Esto marca el cuarto año consecutivo en el que se registra una escasez de agua embalsada en esta misma semana.

En comparación con la media de los últimos diez años, los embalses tienen un 26,22% menos de agua en este momento, pero están un 12% por encima del volumen de agua embalsada del año pasado. En la misma semana de 2022, la reserva hídrica se encontraba al 31,95% del total.

Habría que retroceder 27 años, hasta 1995, para encontrar una cifra aún más baja en los embalses en la misma fecha. En aquel entonces, los embalses estaban apenas al 26,13%, mientras que un año antes, en 1994, se encontraban al 33,70% de su capacidad.

La falta de precipitaciones ha sido evidente esta semana, con nula o escasa lluvia tanto en la vertiente Mediterránea como en la Atlántica. La máxima cantidad de lluvia registrada fue de tan solo 3 litros por metro cuadrado en La Coruña.

En cuanto a las diferentes regiones, los embalses se encuentran al 79,5% en Cantábrico Oriental, al 75,5% en Cantábrico Occidental, al 59,8% en Miño-Sil, al 56,3% en Galicia Costa, al 66,7% en las cuencas internas del País Vasco y al 53,7% en Tinto, Odiel y Piedras.

Por otro lado, algunas cuencas están por debajo de la mitad de su capacidad total. El Duero se encuentra al 43,3%, el Tajo al 47,4%, el Guadiana al 23,9%, Guadalete-Barbate al 15,8%, el Guadalquivir al 18,2%, la cuenca Mediterránea andaluza al 23,4%, el Segura al 24,4%, el Júcar al 47,8%, el Ebro al 35,1% y las cuencas internas de Cataluña al 22%.