Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

El artista drag 'Osiris' promueve la educación sobre derechos LGTBI+ en hogares y escuelas.

El artista drag 'Osiris' promueve la educación sobre derechos LGTBI+ en hogares y escuelas.

En Mérida, el artista drag José Manuel Barquilla, también conocido como 'Osiris', ha destacado la importancia de concienciar a los niños desde una edad temprana, no solo en las escuelas, sino también en los hogares, para que los menores vean la diversidad como algo normal, especialmente en el mundo del drag y en la comunidad LGTBI+ en general.

Barquilla, quien se identifica como uno de los impulsores del "activismo rural" que lleva la diversidad a pueblos donde la comunidad LGTBI aún enfrenta discriminación, ha subrayado la necesidad de no retroceder en los avances conseguidos, durante su participación en el pregón realizado en el Auditorio de las Siete Sillas de Mérida para dar inicio a la programación del Orgullo LGTBI+ de Extremadura.

Además, el artista ha resaltado que el drag ha evolucionado y ahora se trata de artistas que forman parte de la comunidad y que también buscan reivindicar sus derechos en el mundo del espectáculo. 'Osiris' recordó un evento reciente en el que dos compañeros llevaron a cabo una actividad de cuentacuentos vestidos de drag en un pueblo de Cáceres.

Barquilla reflexionó sobre la importancia de la educación desde el hogar, afirmando que nadie elige su orientación sexual y que la educación comienza en casa.

En otro orden de ideas, el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, estuvo presente en el pregón y destacó la importancia de no dar por sentadas las conquistas logradas hasta el momento, instando a las instituciones y organizaciones a unirse para seguir avanzando en la inclusión y diversidad.

Por su parte, miembros del Gobierno local y asociaciones del colectivo LGTBIQ colocaron una nueva placa en el Monumento a la Diversidad, con el objetivo de honrar la memoria de quienes han luchado por los derechos de la comunidad y de demostrar el compromiso por seguir defendiendo esos derechos.

En cuanto a la situación de agresiones por motivos de diversidad sexual, la presidenta de la Fundación Triángulo en Extremadura, Silvia Tostado Calvo, informó que el año pasado se atendieron 528 casos, de los cuales 20 fueron asistencias a víctimas. A pesar de que las cifras se mantienen estables, Tostado expresó su deseo de finalizar el año con datos positivos.

Tostado señaló la preocupación por el número de agresiones físicas, indicando que solo el 12% de los casos llegan a un proceso judicial debido al miedo y la falta de confianza en los procedimientos legales. Además, destacó que la mayoría de los agresores son hombres jóvenes con una mentalidad de masculinidad tóxica.

La presidenta de la Fundación Triángulo Extremadura enfatizó la necesidad de reforzar la educación como herramienta para promover la inclusión y el respeto en la sociedad, combatir la impunidad de los agresores y garantizar que no haya riesgos para las personas por su orientación sexual o identidad de género.