Crónica Extremadura.

Crónica Extremadura.

Individuo de 32 años arrestado por iniciar fuego en Aliseda.

Individuo de 32 años arrestado por iniciar fuego en Aliseda.

Las autoridades del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han arrestado a un individuo de 32 años y de nacionalidad polaca, por su presunta implicación en un incendio forestal en Aliseda, Cáceres.

Los hechos tuvieron lugar el 3 de junio, cuando agentes del Puesto de la Guardia Civil de Valencia de Alcántara descubrieron un incendio en el lateral de la carretera Nacional 521, dentro de Aliseda.

Gracias a la rápida actuación y la utilización de un extintor, los propios agentes lograron apagar las llamas, evitando un incendio forestal de mayores proporciones, dado su cercanía a zonas de matorral y arbustos de la Sierra de San Pedro, un área protegida por su importancia para las aves.

Al extinguir el fuego, los agentes vieron a un individuo caminando por el arcén de la carretera hacia Portugal, sin identificación y incapaz de comunicarse en español. Llevaba consigo cuatro mecheros, lo que levantó sospechas sobre su participación en el incendio, siendo confiscados de manera preventiva.

Al día siguiente, el sospechoso fue avistado nuevamente en Valencia de Alcántara, donde se descubrieron cinco mecheros más en su posesión, sumando un total de nueve mecheros confiscados en menos de dos días.

El Seprona inició una investigación sobre las causas del incendio, determinando que probablemente fue provocado por la aplicación directa de calor por medios externos al material combustible presente en la zona.

Gracias a la colaboración ciudadana y las pruebas recabadas, se obtuvieron indicios que llevaron al arresto del sospechoso, quien fue puesto a disposición judicial en Valencia de Alcántara.

La Guardia Civil destaca el trabajo de los investigadores para identificar al detenido, a pesar de las dificultades presentadas por la falta de documentación y barreras lingüísticas, logrando la coordinación entre distintas autoridades policiales, incluyendo colaboración internacional con Europol y el CCPA de Caya-Elvas, en Badajoz.

Este esfuerzo conjunto permitió verificar la identidad del sospechoso, relevantes para esclarecer los hechos y prevenir futuros incidentes, revelando además que tenía antecedentes por diversos delitos en su país de origen.