Se reabre el tráfico en la N-523 tras la inauguración del nuevo puente entre Cáceres y Badajoz.

Se reabre el tráfico en la N-523 tras la inauguración del nuevo puente entre Cáceres y Badajoz.

BADAJOZ, 28 Jul.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) va a poner en servicio este viernes, día 28, a partir de las 14,00 horas el nuevo puente de la N-523 sobre el arroyo Rivera de la Troya, de modo que se restituye definitivamente el tráfico en la carretera que une Cáceres y Badajoz tras los daños generados por la borrasca Efraín en diciembre.

De esta forma concluyen los trabajos de emergencia para la reconstrucción del tramo de la vía extremeña afectada por la borrasca Efraín el pasado mes de diciebre, y que arruinó la obra de drenaje transversal a la altura del kilómetro 45, entre Puebla de Obando y La Roca de la Sierra, obligando al corte total de la N-523.

Con la apertura del puente, se cerrará el desvío provisional para vehículos ligeros, incluidos los de transporte escolar, activado en enero, mientras que los vehículos pesados podrán dejar de utilizar el desvío a través de la A-5 habilitado tras la borrasca.

El delegado del Gobierno en Extremadura, Francisco Mendoza, ha anunciado la restitución del tráfico en la N-523 Cáceres-Badajoz, después de que en la mañana de este viernes se hayan realizado las pruebas de carga "oportunas", de manera tal que van a levantar todas las restricciones a la circulación de vehículos, "con independencia de que hay algún remate menor que hacer", ha matizado, aunque espera que "no entorpezcan mucho y no molesten mucho a los ciudadanos".

(Más información en Europa Press)

Tags

Categoría

Extremadura